Saltar al contenido

Antes de los años terribles

 Sinopsis del libro 

Antes de los años terribles pdf  yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»

La vida de Isaías volvió a empezar el día que llegó a Barcelona siendo un muchacho y dejó atrás su mundo. Después de mucho tiempo ha construido una nueva vida junto a su pareja, mientras intenta abrirse camino con un negocio de restauración de bicicletas. Todo cambia el día que recibe la visita de Emmanuel, un antiguo conocido que lo convence para que regrese a Uganda y participe en un encuentro
sobre la reconciliación histórica de su país.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Aceptar esa propuesta hará resurgir un pasado que Isaías creía haber dejado atrás. Se verá forzado a enfrentarse al niño que fue, mirarlo a los ojos sin concesiones y perdonarse a sí mismo, si quiere seguir
adelante con su vida y no perder a su mujer, que pronto, y de la peor manera, descubrirá una terrible verdad: no siempre lo conocemos todo de aquellos a quienes amamos.

Cuando se ha llegado demasiado lejos, huir no es una opción


Ficha técnica del libro

  • Título: Antes de los años terribles
    Autores: Víctor Del Árbol
    Tamaño: 1.73MB
    Nº de páginas: 342
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Antes de los años terribles en pdf o epub Gratis

Acomodé en mi cabeza los caminos de tierra de la aldea, la colina como un
elefante tumbado en la llanura, el muro del jardín de mi abuela, su tumba bajo
los arriates de flores que ella cultivaba contra el destino.
—Ya nadie habla de lo que sucedió allí cuando éramos niños —continuó
percutiendo Enmanuel—. Todos dicen que el LRA es cosa del pasado, que hay
que pasar página. ¿Puedes creerlo? A nadie le importa una mierda lo que nos pasó.

—Esas heridas son nuestras. Los que llegaron después tienen derecho a no querer recordar.
Yo solo trataba de olvidar y sobrevivir. No confiaba en que contar las cosas
pudiera cambiar nada. No me quedaba rebeldía, ni orgullo, ni perdón que pedir o
dar. No tenía nada que decir. Solo quería continuar con mi vida.

—Siento no poder ayudarte. El LRA está enterrado para mí.
La mirada de Enmanuel se oscureció. Leí en el rictus de su boca la decepción
y la sospecha de que había cometido una terrible equivocación al juzgar la clase
de hombre en la que me había convertido.

—¿Nunca piensas en los que dejaste atrás? ¿Ni siquiera en Lawino?
Aquel nombre cayó sobre mí como un golpe en la boca del estómago. —¿Qué sabes de ella?
Enmanuel sonrió, satisfecho de tener, por fin, algo que yo necesitase.
—Vive en Kampala y tiene un hijo de algo más de veinte años. Un
hombretón llamado Tom. No mantengo mucho contacto con ella, pero por lo que
sé sigue siendo muy hermosa. Estoy seguro de que se alegraría de volver a verte.
Seguro que tendríais mucho de lo que hablar.

Miré hacia la calle, el asfalto brillaba y los desagües vomitaban agua sucia,
los pocos peatones que se veían corrían sujetando las varillas de sus paraguas, un
autobús con los faros encendidos avanzaba lentamente batiendo el
limpiaparabrisas. Las luces de los semáforos teñían de colores las gotas de
lluvia. Este era ahora mi mundo pero mi conciencia se había mudado al fango de
las calles sin asfaltar de Odek y a la casa de la familia de Lawino, con su tejado
rojo y el porche apareciendo al final del pueblo entre la niebla de primera hora.
—Tengo que volver al taller. Gracias por la visita, y lamento no poder ayudarte.
Me dispuse a despedirme y él se puso en pie.

—Aún estaré por aquí unos días. Al menos, piénsalo. No te pido más.
Me dio una tarjeta con el nombre del hotel en el que se alojaba y su número
de teléfono anotado en la Antes de los años terribles epub parte de atrás. Esta vez no hubo abrazos, solo un frío
apretón de manos y otra vez la sensación de que sus dedos eran como la piel de
una serpiente que se enroscaba en mi muñeca y tiraba de mí hacia su boca para
engullirme.


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!