Saltar al contenido

Apuesto y canalla

 Sinopsis

Ella abandona su trabajo en un reputado laboratorio, su proyecto para conseguir una vitamina imprescindible para eludir el envejecimiento, todo cuanto siempre y en toda circunstancia ha soñado por ser un día una muchacha sensual y deseada. Por verse bella y asimismo por conseguir conquistar a ese macho alfa que semeja tan interesado en ella…
No imagina que acabará cayendo en una trampa de la que no deseará escapar.

Ficha técnica

  • Título: Apuesto y ruin
    Autores: Florencia Palacios
    Tamaño: 0.88MB
    Nº de páginas: 542
    Idioma: Español

Descargar libro de Apuesto y ruin en pdf o bien epub

Daphne se quedó plantada donde estaba, colérica por toda la situación,
con ganas de chillar, de plañir por sentirse una imbécil por culpa de ese
millonario guapo y insolente que se creía el dueño del planeta.
Bueno, se puso un tanto histérica puesto que por un instante pensó…
que la habían llevado allá para violarla entre múltiples, para hacerle cualquier
cosa y después retornarla a la agencia. Por un instante pensó lo peor mas no
era su culpa. Estaba en un palacio italiano, llena de italianos y todo el planeta
sabía que los italianos eran de sangre caliente y que era el país de los
cornudos. Eran horribles y por un instante creyó que ese hombre…
¿Pero dónde estaba Rosie?
De pronto se le aproximó un hombre alto con ojos oscurísimos y cetrinos.
—Hola hermosa, has de ser Daphne, la inglesa que vino con la otra

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

[isrc_ajax_search shortcode_id=3]

joven.
—Con Rosie?
—No sé su nombre, mas debió volver con el resto. Te
dejaron acá, supongo que le vas a hacer compañía a mi primo. No sabes cuánto lo
envidio—le afirmó en un inglés con marcado acento.
Había bebido y quizá tenía algo más, puesto que de repente se le aproximó y
deseó tocarla, abrazarla.
—Me llamo Giulio, soy primo del señor Giovanni y tengo una
propiedad lindante a esta.
Daphne se distanció aterrorizada.
—Déjeme está loco… no vine acá a fin de que absolutamente nadie me ponga un
dedo encima, ¿comprende? —dijo colérica y atemorizada.
Rodolfo llegó entonces. Así que ese don juan aguardaba llevársela a la
cama a esa noche. Maldita sea. Y encima se hacía el insultado.
—Aléjate de ella, Rodolfo, no te lo afirmaré nuevamente.
Casi estaba a puntito de empujar a su familiar, verdaderamente estaba
enojado. Celoso. O bien sencillamente molesto de que le arruinasen la celebración.
—Lo siento señorita Stevenson. Mi primo siempre y en toda circunstancia hace estupideces
cuando toma de más. Por favor… acompáñeme. La voy a llevar a su hotel.
—Se lo agradezco señor Giovanni.

Atravesaron el salón y después debieron atravesar otro y de esta manera hasta el momento en que
llegaron al garaje de la propiedad.
Tiritó al llegar allá y recordó que había olvidado su abrigo, mas no
deseaba regresar, al demonio, de todas y cada una formas, era de liquidación.
Vio el deportivo Lamborghini diávolo y se estremeció, era un auto

Enlaces:

PDF

EPUB

Más libros del autor:

No tientes al diablo - Florencia Palacios

No tientes al diablo – Florencia Palacios

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!