Saltar al contenido

Aventuras universitarias

 Sinopsis del libro 

Cuando la maestra de Filosofía descubrió a Luis y a Laura en el closet detrás del pizarrón del salón, portándose muy cariñosos, la joven pareja tuvo que hacer un acuerdo con la maestra para no salir expulsados de la prestigiosa casa de estudios.

Y el acuerdo funcionó muy bien durante algún tiempo.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Pero ahora la maestra tiene ganas de experimentar nuevas sensaciones y Luis y Laura no están seguros de hasta dónde llegará el nuevo trato.
Este relato corto es la conclusión de la trilogía de Aventuras Universitarias pdf escrita por P. Perez.


Ficha técnica del libro

  • Título: Aventuras Universitarias III
    Autores: P Perez
    Serie: III de Aventuras Universitarias
    Tamaño: 0.35MB
    Nº de páginas: 570
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Aventuras universitarias  en pdf o epub Gratis

sonrisas de oreja a oreja. Entonces sin decir palabra, te acercas a mí y me
besas en la boca. Sabes a la concha de ella y también a semen, que me imagino
que es de él o el mío, que has recogido de entre las piernas de ella o del palo
de él. Es un sabor extraño, perverso y nuevo, pero me excita. Cuando estiras tu
mano para tomar mi pene y lo empiezas a masajear, se te escapa decirme a la
oreja “te amo” y eso me pone aún más duro.
Me vas tirando sobre la cama. Acabo tendido boca arriba contigo sobre
mí. Siento que, atrás de ti, la maestra toma mi palo con una mano y veo que
con la otra, te abre los labios de la vulva. Entonces, mientras ella acomoda mi
sexo, te vas dejando caer en mí, hasta que te penetro totalmente. Empiezas a
moverte sobre mí y a gemir de nuevo. Pero él se acomoda atrás de ti y tú te
detienes un poco. De nuevo, con la ayuda de la maestra, que te abre las nalgas

y acomoda su miembro, el entrenador te penetra por el ano, mientras aún yo
estoy dentro de tu concha. Durante un momento te quedas quieta, con los ojos
cerrados y una gran sonrisa. Me imagino que nos estás gozando, pero también
te estás acostumbrando a tenernos a ambos adentro. En un momento veo las
manos de él, que se estira desde atrás, sobre tus senos, pellizcando tus pezones
y cuando ella, a tu lado, te besa de nuevo en los labios y baja una de sus manos
a tu raja, a tu clítoris, comienzas a moverte de nuevo. Subes y bajas sobre mi y
a través de tu cuerpo, a veces puedo sentir el pene de él, que te está
penetrando por el ojete. Tú ya estás gimiendo y gritando malas palabras y
estás sudando la gota gorda, mientras te mueves sobre mí, con él atrás y ella
sobándote la concha. Te vienes casi inmediatamente y entonces te desplomas
sobre la cama, despegándote de ambos. Con tu ausencia, por un momento lo
tengo a él hincado frente a mí. Ambos tenemos las vergas paradas, yo acostado
boca arriba y él hincado entre mis piernas y sonreímos. Entonces la maestra
rompe el momento incómodo cuando toma tu lugar entre ambos y casi gritando,
entusiasmada dice “¡ahora yo!” con el mismo tono de voz que usaría una niña a
la que ya le toca su turno en los juegos del parque.

Nos toma un momento acomodarnos. Su pucha no se siente tan húmeda o
tan apretada como la tuya, pero ella ha realizado mucho ejercicio y puede
apretarla cuando quiere, mandando oleadas de placer a mi sexo. También sabe
mover muy sensualmente sus caderas, provocando sensaciones diferentes
sobre mi verga. Ella se sienta sobre mí y va bajando lentamente hasta
comérsela entera con su coño. Apoya sus manos en mi pecho y se inclina hacia
delante, sonriéndome, mientras yo le abro las nalgas con mis manos, para que
mi colega la penetre por el ano. Puedo verla entrecerrar los ojos, morderse el
labio y gemir mientras el entrenador va entrando por su ano. Finalmente,
cuando ella lanza un bufido, él ya está totalmente dentro. Entonces ella
empieza a moverse, con los dos dentro de ella. Puedo ver las manos de él
rodearla desde atrás para apretarle y pellizcarle las tetas mientras mis manos

la toman de la cintura tratando de fijar el ritmo. Ella sube y baja sobre mí, con
los ojos cerrados y los brazos alzados sobre la cabeza, para darnos libre
acceso a su cuerpo. Tú te acomodas sobre mi estómago para lamerle el
clítoris. Me imagino que en esa posición no puedes ser muy efectiva, pero es
la intención lo que cuenta.
Después te sientas a horcajadas sobre mi pecho, de espaldas a mi y de
frente a ella y la besas en la boca. Con una mano le acaricias las tetas y con la
otra, la masturbas, frotando su clítoris con tus dedos. Tus manos se confunden
con las del entrenador, que también la está manoseando mientras la coge por
atrás. Yo pongo mis manos en tus nalgas grandes y carnosas y las separo un
momento para meterete un dedo en el ojete, que encuentro mojado y
perversamente pegajoso.
Con la atención de tres personas sobre su cuerpo, la maestra tampoco dura
mucho. Aún con su boca sobre la tuya, comienza a gemir, a decir malas
palabras como tú y a gritar un poco. Se mueve cada vez más rápido, ensartada
por ambos hoyos mientras nos la seguimos cogiendo y después de un momento,
termina, mientras gime de manera deliciosa. Se queda ahí un momento,
besándote, muy quieta, sin moverse y después se deja caer contigo.
Yo las veo un momento besarse, pero la verdad es que ya estoy muy
caliente y necesito venirme. Estoy acariciándome el pene, mientras las veo,

cuando siento una mano extraña sobre mi sexo. Cuando volteo, sorprendido,
me lo encuentro a él sonriendo y con su mano en mi miembro.
─Permíteme —me dice—. Creo que ya no vas a durar mucho.
Por un momento, mi mente se resiste, pero la verdad es que el tipo me está
haciendo una chaqueta muy rica y yo ya estoy muy cerca como para resistirme.
Cierro los ojos y echo la cabeza hacia atrás, acariciándome los huevos.
─¿Está rico? —me pregunta, con su Aventuras universitarias epub rostro muy cerca del mío. Yo
solamente gimo un “sí” y finalmente, después de un rato, me corro en su mano.
Cuando abro los ojos, puedo ver a mi verga escupiendo varios chorros de
semen que


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!