Saltar al contenido

Dominio

Genero: Drama

 

 Sinopsis

Quién va a ganar la partida por la supremacía en el planeta virtual?

Imagina un buscador de internet que trabaja para ti mientras que. Imagina que puedes extender tu vida y tener un avatar que te hace el trabajo sucio. Imagina que quieres la supremacía para tu país y estás presto a lo que sea para lograr ese programa. Lo que sea.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Max, un prometedor informático, y Carlos, su jefe, han desarrollado una maravilla tecnológica: un buscador revolucionario, que va a dar el carpetazo terminante al resto de herramientas en la red de redes. Pero la patente y el ansiado retiro dorado no son tan simples de lograr cuando Estados Unidos y China pretenden hacerse con el control exclusivo de esta tecnología. Sus vidas, y la pervivencia de sus avatares virtuales, que asimismo se ven implicados en una ciberguerra, van a estar en riesgo hasta el momento en que ciertos 2 bandos supere al otro. ¿Quién va a ganar esta partida global sin concesiones?

Dominio es un original thriller que te va a llevar a paisajes ignotos hasta el momento, una novela de espionaje donde los más oscuros intereses se visten de bondad comercial, un libro de aventuras en el que 2 personas corrientes deben hacer en frente de una ofensiva de proporciones mundiales.

Ficha técnica

  • Título: Dominio
    Autores: Gaspar López Torres
  • Letra: G
  • Genero de la novela: Drama
    Tamaño: 1.39MB
    Nº de páginas: 456
    Idioma: Español

Descargar libro Dominio en pdf o bien epub

No voy a pasarme la vida lamentando no haber sabido vender el VP. Hasta que se me
pruebe lo opuesto, la subasta me semeja la manera más equitativa de lograr el
mejor coste. Me da lo mismo cuánto, puede ser un millón o bien 100 millones, mas necesito
esa paz mental. Ahora mismo has multiplicado tu propuesta inicial de uno a diez

millones de euros en pocos minutos. ¡Imagina qué podría acontecer en una subasta! Si
tienes tanta prisa, te recomiendo que la montes veloz y cooperemos para conseguir el
máximo. Los buscadores web tampoco son tu negocio. Creo que cada uno de ellos de nosotros
debe ajustarse a su rol. Si ya no te resulta interesante, procuraré otros, si bien deba volar esta
misma noche a San Francisco a ver qué me plantea Steven o bien cualquiera de sus
amigos —dijo en un tono muy grave, apuntillando por último con enfurezco. Y nunca se
te ocurra regresar a solicitarme que firme nada sin contar con un consultor. ¡Eso es mala
praxis, y lo sabes! Estoy seguro de que jamás dejarías que absolutamente nadie te pusiera en
una situación de este modo, por claro y fácil que resultase el contrato.

Salió de la habitación y también iba caminando por el corredor cara la recepción de la
entrada cuando apreció una leve presión en el brazo. Al volverse tenía a Alian junto a él;
le había alcanzado con la elasticidad de un felino.
—Sir Henry lamenta el equívoco y le solicita admita sus disculpas, señor —le afirmó
en su frecuente tono monocorde. Ante la carencia de contestación de Carlos, continuó—:
Respeta su opinión, y se ofrece a organizar la subasta a la máxima celeridad.
Le ofrece un despacho en esta planta para su empleo particular, y mismo estoy
a su plena predisposición para todo cuanto necesite. Será un honor servirle.
—Gracias, Alian. Dile a sir Henry que admito sus disculpas y que estoy presto a
cooperar, mas siempre y en toda circunstancia de buena fe. No soporto que me presionen y no admitiré
nuevas tretas.

La oficina que le habían asignado estaba cerca. Era bastante pequeña, de entorno
aséptico; ningún objeto delataba a su precedente ocupante, que podría haber sido la
propia Kim.

Se acomodó en la silla de piel en frente de una mesa de vidrio obscuro y 2 sillones
de cuero negro del otro lado, entreteniéndose múltiples minutos en observar el puente de
Londres elevándose para permitir el paso de un navío que navegaba por el Támesis.
Encendió la luz halógena, descolgó el auricular, y Alian, aplicadamente, le marcó
el número para establecer una llamada internacional. Una vez superada la criba de la
reticente secretaria, brotó la voz de su amigo.

—Hola, Jorge, ¿qué es de tu vida?
—Joder, tío, acá currando. ¿Y ? De celebración, ¿verdad?
—Claro, no todos hemos nacido con esas ganas de trabajar.
—Jajaja, si fuera por las ganas ahora estaría tumbado en la playa, y con
muchos más currantes, puedes estar seguro.
—Yo te acompañaría, mas el día de hoy me coges lejos. Te llamo desde Londres, a ver si
puedes echarme una mano.
—Claro, hombre, ya me extrañaba la llamadita. ¿Es que no tienes para el billete
de vuelta?

—¡Si ahora viajo en primera! Lo que necesito es consultoría legal de la buena.
Habían estudiado derecho juntos y después tomaron diferentes caminos. Jorge
perseveró como letrado, especializándose en derecho fiscal, y actualmente ya
era asociado de de los mejores despachos de Barcelona. Carlos, en cambio, pronto se
desilusionó con las perspectivas de la abogacía, y corrigió el rumbo con un MBA.
—Cuenta con esto —respondió—. Tenemos gente buenísima en el bufete. ¿Qué
precisas?

Enlaces:

PDF

EPUB

Más libros del autor:

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!