Saltar al contenido

El curioso incidente del perro a medianoche – Mark Haddon

Genero: Drama

 Sinopsis del libro 

El curioso incidente del perro a medianoche pdf  es una novela que se parece a ninguna otra. Elegiada con entusiaso por autores consagrados como Oliver Sacks e Ian McEwan, ha merecido la aprobación masiva de los lectores en todos los países donde se ha publicado, además de galardones como el Premio Whtibread y el Premio de la Commonwealth al Mejor Primer Libro.

Su protagonista, Christopher Boone, es uno   de los más originales que han surgido en el panorama de la narrativa internacional en los últimos años, y está destinado a convertirse en un héroe literario universal de la talla de Oliver Twist y Holden Caulfield.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

A sus quince años, Christhoper Boone, conoce las capitales de todos los países del mundo, puede explicar la teoría de la relatividad y recitar los números primos hasta el 7.507 pero le cuesta relacionarse con otros seres humanos. Le gustan las listas, los esquemas y la verdad, pero odia el amarillo, el marrón y el contacto físico.

Si bien nunca ha ido solo más allá de la tienda de la esquina, la noche que el perro de la vecina aparece atravesado por un horcón, Christopher decide iniciar la búsqueda del culpable.


Ficha técnica del libro

  • Título: El curioso incidente del perro a medianoche
    Autores: Mark Haddon
    Tamaño: 2.76MB
    Nº de páginas: 352
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de El curioso incidente del perro a medianoche en pdf o epub Gratis

Creo que sería un astronauta muy bueno.
Para ser un buen astronauta tienes que ser inteligente y yo soy inteligente. También
tienes que entender cómo funcionan las máquinas y yo soy bueno a la hora de
entender cómo funcionan las máquinas. También te tiene que gustar estar solo en una
minúscula nave espacial a miles y miles de kilómetros de la superficie de la Tierra sin
que te entre pánico o claustrofobia o tengas añoranza o te vuelvas loco. Y a mí me
gustan de verdad los espacios pequeños, siempre y cuando no haya nadie en ellos
conmigo. A veces, cuando quiero estar solo, me meto en el armario del tendedero que
hay al lado del cuarto de baño y me deslizo junto al calentador y cierro la puerta detrás
de mí y me paso horas allí sentado, pensando, y eso me hace sentir muy tranquilo.
Así que yo tendría que ser un astronauta en solitario, o tener mi propia parte de la
nave espacial en la que nadie más pudiese entrar.
No hay cosas amarillas o marrones en una nave espacial, así que eso también
estaría bien.

Tendría que hablar con otras personas del Centro de Control, pero lo haríamos a
través de una conexión de radio y un monitor de televisión, o sea que no sería como
hablar con desconocidos, sino como jugar a un juego de ordenador.
No sentiría ninguna añoranza, porque estaría rodeado de montones de las cosas
que me gustan, máquinas y ordenadores y el espacio exterior. Y podría mirar a través
de una ventanita de la nave espacial y saber que no hay nadie cerca de mí en miles y
miles de kilómetros, que es lo que a veces me imagino que me pasa en las noches de
verano, cuando me tumbo en el jardín y miro al cielo y me pongo las manos a los
lados de la cara para no ver la valla y la chimenea y el hilo de tender y puedo hacer
como que estoy en el espacio.
Todo lo que vería serían estrellas. Las estrellas son los sitios en que las moléculas
de las que está hecha la vida se crearon billones de años atrás. Por ejemplo, el hierro
de tu sangre, que impide que estés anémico, se creó en una estrella.

[isrc_ajax_search shortcode_id=3]

Me gustaría poder llevarme a Toby conmigo al espacio, y puede que me lo
permitieran porque a veces se llevan animales al espacio para los experimentos, o sea
que si se me ocurriera un buen experimento con una rata que no le hiciera daño a la
rata, podría pedir que me dejaran llevar a Toby.
Pero si no me dejaran iría igualmente porque sería un Sueño Hecho Realidad.
89
Al día siguiente en el colegio le dije a Siobhan que Padre me había dicho que ya no
podía hacer de detective y eso significaba que el libro se había acabado. Le enseñé las
páginas que había escrito hasta entonces, con el dibujo del universo y el plano de la
calle y los números primos. Y ella dijo que no importaba. Dijo que el libro era
realmente bueno como estaba y que debía sentirme muy orgulloso de haber escrito un
libro, incluso aunque fuera más bien corto, y que había algunos libros muy buenos
que eran muy cortos, como El corazón de las tinieblas, que era de Conrad.

Pero yo le dije que no era un libro propiamente dicho porque no tenía un final
propiamente dicho porque no había descubierto quién había matado a Wellington, así
que el asesino todavía Andaba Suelto.
Y ella dijo que era como la vida, donde no se resolvían todos los asesinatos y no
se atrapaba a todos los asesinos. Como Jack el Destripador.
Dije que no El curioso incidente del perro a medianoche epub  me gustaba la idea de que el asesino aún Anduviese Suelto. Dije que
no me hacía gracia pensar que la persona que había matado a Wellington pudiese vivir
en algún sitio cerca y que me la pudiera encontrar dando un paseo por la noche. Y eso
era posible porque los asesinos suelen ser conocidos de la víctima.
Entonces dije:
—Padre dijo que no debía volver a


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Libros Relacionados


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!