Saltar al contenido

El laberinto de Ariadne

 Sinopsis

Ariadne Bertrand está locamente enamorada de Andrés, hasta el momento en que un día él desaparece en el mar.

Ella no tiene temor de procurarlo en los cielos o bien en las profundidades de la tierra. Y luchará contra cualquier contrariedad para hallarlo.
Su busca revelará secretos oscuros, ensayos de la segunda guerra mundial y misterios sepultados en ruinas viejas.
Sin embargo, si las cosas salen mal, las consecuencias las padecerán el amor de su vida,  sus amigos más queridos, y la dimensión en la que vive

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Ficha técnica

  • Título: El laberinto de Ariadne
    Autores: G. S. Santos
    Serie: I de Saga espiral
    Tamaño: 1.08MB
    Nº de páginas: 436
    Idioma: Español

Descargar libro de El laberinto de Ariadne en pdf o bien epub

Ariel Schlezinger.
El tratamiento Sapowsky.
¿Y si alguien había deshonrado mi cerebro irremisiblemente? ¿Y si tenía
recuerdos que no correspondían con lo que verdaderamente había pasado?
¿Y si lo que había pasado era algo horrible?
—Lo primordial es que sostengas la calma —dijo mamá, y me tomó de las
manos. Wolfi se sentó junto a mí, agitando la cola.
—¿De qué forma puedo si mi planeta está del revés? Suena tal y como si hubiera

despertado con un defecto en mi psique, que me hace meditar que alguien que
jamás existió era real. Mamá ¿y si tengo delusiones?
—Ariadne. Calma. El chaval no está. ¡No está! No te preocupes más. Piensa
en el futuro.
—No, mas es por que desapareció de la piedra y se fue… Se fue al…
—La piedra del rancho.
—Exacto.
Ella se aclaró la garganta.
—Pero si está en la piedra del rancho y desapareció, es por el hecho de que seguro
jamás estuvo allá.
—Mamá. Bueno… Quizás sí, sea mejor ver a un sicólogo.
—Sí. Lo precisas. Recuerda. Me asistió mucho cuando papá se fue. Solo es
para sentirte mejor.
—Pero me temo que un sicólogo no lo arregle.
—Te confesaré algo que no te he dicho. —Se sentó junto a mí y suspiró.
—Dime —dije, mientras que acariciaba el cuello lupino de Wolfi.
—Sobre papá —dijo bajando la mirada. Esta vez, tenía un dejo de tristeza

en la voz—Papá tenía un inconveniente. Quizá de chavala no te diste cuenta. En ocasiones,
a lo largo del día, el cielo de su vida era azul y perfecto. Teníamos días
fabulosos. Siempre me sentí amada. —Sonrió por un instante—. A sus
45 años, me llevaba en citas, me daba consejos… Revivíamos
nuestra juventud cada tanto. Todo estaba bien. Pero al llegar la noche, de
golpe, todo era obscuridad y temor en su corazón. Me decía… Que era tal y como si
hubiesen cubierto sus ojos con un filtro gris y nada de lo que parecía valioso
tenía algún valor. Todo era ineludible y aciago.
—¿De verdad?
—Fue una vez que naciste —suspiró—. El siquiatra le diagnosticó
trastorno bipolar.
—No sabía…
—Pero pese a eso, su vida era normal. Y… No deseo decir que tengas

alguna condición que te limite, como esquizofrenia, o bien algo, mas sé el carácter
que tienes, y cualquiera que sea la prueba que te toque vivir, la soportarás
bien.—
Mamá, mas… Es horrible. Nadie desea ser de este modo. No deseo tener un
inconveniente más grande con el que sea bastante difícil lidiar. No deseo lidiar con algo de
por vida.
—Lo que te toque vivir, te toca vivirlo. Tienes que encararlo cueste lo que
cueste. Y si te toca a ti, es por el hecho de que eres suficientemente fuerte.
—Suena como algo que afirmaría papá.

Enlaces:

PDF

EPUB

Más libros del autor:

Descarga aquí los ebooks originales y apoya a los autores.