Saltar al contenido

El sabor de tus besos

 Sinopsis del libro 

Margot es dueña de un restaurante en el barrio parisino de Montmartre. Pero la jubilación de su actual jefe de cocina la obligará a tomar una decisión tan arriesgada como inesperada.

Vincenzo Ferrara lo tiene todo, o casi todo si piensa en Margot. Se ha retirado a un cala en Ibiza para alejarse de lo que representa su reputación como uno de los mejores chefs del momento. Incluso ha cerrado su propio restaurante en el centro de Siena. Solo quiere desconectar de su actual vida. Pero ello le resultará algo complicado cuando Margot se presente ante él con una oferta para volver a dirigir la cocina de L’Orchidée.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

¿Será capaz de vencer su orgullo herido porq El sabor de tus besos pdf ue Margot lo puso en la calle tras un fatal descubrimiento? Ello podría significar intentar conquistar aquello que le falta para que su vida sea plena.

La convivencia no será nada sencilla para ambos y las chispas saltarán a cada momento. Pero entre recetas e ingredientes ambos descubrirán que el sabor de los besos, se vuelve más intenso cuando estos se dan con el corazón.


Ficha técnica del libro

  • Título: El sabor de tus besos
    Autores: Lorraine Murray
    Tamaño: 1.08MB
    Nº de páginas: 549
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de El sabor de tus besos en pdf o epub Gratis

no me preguntará qué demonios hago en París. Voy a echar un vistazo a las
verduras y a las frutas. Quiero preparar algo especial para el postre. Y luego
nos iremos a tomar un desayuno en condiciones.
Vince la vio sonreír quedándose con los labios entre abiertos sin ser
consciente de que lo hacía porque le faltaba la respiración. La observó
colocarse un mechón de pelo detrás de su oreja, de una manera casual y tímida
a la vez. Exquisita y sensual pensó él.
¿Qué estaba haciendo? ¿Por qué se fijaba en estos gestos de ella? ¿Por
qué le parecía dulce y tierna como un pastel relleno de crema que te invade al
morderlo? Así le parecía ella. Una mujer a la cual le gustaría besar para que
conocer el sabor de sus besos. Se limitó a sonreír cuando comprendió lo que
acababa de pensar de ella. Sacudió la cabeza y enfiló sus pasos a hacia los
puestos de frutas y verduras diciéndose que por mucho que Margot le atrajera
como mujer, esta vez no cometería el mismo error que con Nicole.
Margot caminó hacia el puesto de Florian para ver si podía comprar pato

para el menú. Debería centrarse en su restaurante y olvidarse de Vince.
—Margot, ¿dónde has dejado a Gerard?
—Hoy he decidido venir yo a comprar.
—Tú dirás.
—Quiero preparar magré de pato.
—En ese caso… —Florian le mostró lo que tenía esa mañana y tras
varios segundos en los que ella lo contempló, decidió llevárselo—. Es una
buena pieza, Margot.
—De acuerdo. Me lo quedo.
Minutos después ella volvió a encontrarse con Vince y su cercanía se
asemejó a la sensación que te queda después de tomarte una buena dosis de
cafeína. Él bajó la mirada hacia la bolsa que ella tenía en su mano e hizo un
gesto.—

¿Había pato?
—Sí. Y bastante bueno. De ti depende ahora prepararlo. Le he dicho a
Florian que quería hacer maigré.
—Perfecto. He comprado algunas verduras y unas frambuesas para hacer
una tarta. Servirá de postre.
—Espero que no te la critiquen como la niña aquella de la que me
hablaste.
Vince sonrió.
—Eso espero. Vayamos a tomarnos una café. Presiento que vas
necesitando uno; y bien cargado.
Margot notó la mano de él sobre su espalda en un claro gesto de
acompañar el cuerpo de ella. Contuvo la respiración cuando una extraña
sensación se extendió por su cuerpo. Abrió la boca para poder respirar a
través de esta cuando él apartó la mano y la calma regresó al interior de ella.
—¿Te parece bien aquí?
—No tengo ningún inconveniente.
—Perfecto.
Entraron en uno de los cafés que había en Rungis para que ella

desayunara. Se sentaron en una mesa al fondo y esperaron a que el camarero
fuera a tomarles nota.
—¿Qué piensas preparar de menú?
—Ya te dije que vine con una idea y ahora mismo no sé.
—Pero.. entonces… —Margot lo miró contrariada por esa respuesta—.
¿Por qué has comprado merluzas y me has sugerido el pato?
—Anoche eché un visazo al congelador y vi que no había. Y dada la
buena pinta que tienen las merluzas… Cuando Alain me las ofreció me
parecieron una buena idea para el menú de hoy. Estoy seguro que por lo menos
una de las dos no llegará a mañana —le aseguro con un tono jocoso mientras
les servían los cafés y la bollería.
—Pero, tendrás alguna receta en mente…
—No te preocupes. Ya te digo El sabor de tus besos epub que al menos un no pasará la noche en el
congelador. E incluso puede que me equivoque y no lo haga ninguna.

—Tú no eras así al principio.


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Libros Relacionados


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!