Saltar al contenido

Crónicas de Dalsinia – Fran Lorenzo González

Genero: Terror

 Sinopsis del libro 

Una guerra para recuperar el trono usurpado.
Un destino que se antoja incierto para los habitantes de Dalsinia.
¿Hasta dónde llegaría una reina para salvar a su pueblo de la oscuridad? ¿Hasta qué punto sus súbditos serán leales a ella y a su legado?
Un nuevo tiempo se ha abierto para Dalsinia con la entronización de la Emperatriz, una mujer con un poder que parece no tener límites.
Una emocionante aventura con la que te sumergirás en un reino que esconde demasiados secretos y con la que serás testigo de cómo algunas leyendas se tornan en realidad.


Ficha técnica del  libro

  • Título: Crónicas de Dalsinia
    Autores: Francisco Lorenzo González
    Serie: I de Crónicas de Dalsinia
    Tamaño: 1.21MB
    Nº de páginas: 480
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Crónicas de Dalsinia – Fran Lorenzo González
en pdf o epub Gratis

Adler, el Invencible. Pese a que este prestó un feroz combate, la magia de
Tâlal lo derribó sin demasiados problemas. En ese momento, los bárbaros
vieron cómo Tâlal lo agarró del cabello y lo tiró hacia atrás. Su espada
acarició su cuello, pero no profundizó en él. Antes de hincarla y desangrarlo,
pronunció unas palabras para que los tradicionales enemigos de Segernea
depusieran las armas y así salvar la vida de su jefe. Todos, sin excepción, se
inclinaron delante de él, ya que había derrotado en combate individual a
Adler.
Desde aquel momento, Tâlal se convirtió en un miembro respetado dentro
de las filas de los pueblos bárbaros, que ahora cohabitan en paz al Norte, más
allá de las Montañas de Fuego, llamadas así por su actividad volcánica en
tiempos remotos.
Solo una puerta del mejor metal, forjado por el herrero habitual de la casa
regia debido a sus habilidades, impedían acabar con el hombre que iba a
abocar al caos a su reino solo por su codicia y deseo de poder.
—Espero que esto no sea en vano —reflexionó en voz alta Daena,
pensando en si su maestro habría logrado rescatar a Áglae de las manos de la
mujer más despiadada que había conocido nunca.
—Hay que darse prisa —advirtió Tâlal.
El sahir envió su magia para abrir la puerta, y vieron a la criatura de la que
habían sido advertidos, pero superaba con creces todo lo que se habían
imaginado.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Nadie jamás había visto a esa bestia, de hecho, cuando el rey hablaba de
ella, muchos lo consideraban delirios de un beodo para mantener lejos a sus
enemigos. Otros decían que solo era una leyenda que se contaba en las
tabernas o cuentos para asustar a los niños y que respetaran a sus padres
porque, de lo contrario, ese animal iría a por ellos.
Duman estaba de pie con una bata de seda y acariciaba a su bestia, que
rugió cuando vio a los extraños. Era una criatura diabólicamente bella y
temible a la vez. Se trataba de un tigre blanco, pero su tamaño era mucho
mayor y sus patas acababan en feroces garras como las de los osos del Valle
del Este. Daena no pudo quitar la mirada de los ojos rojos de la criatura.
—¡Qué ven mis cansados ojos! Tâlal al lado de los enemigos.
—Segernea tiene solo un enemigo dentro de esta sala, y ese eres tú. Duman,
pon el trono a disposición del Senado y te perdonaré la vida. No permitiré tu
alianza con la Emperatriz y menos aún que vendas a nuestro pueblo a esa
mujer.
El rey soltó una carcajada que desconcertó a los presentes.
—Ya he hablado con el embajador, solo tiene que cumplirse la orden de
ejecución contra esas rameras. —Naiara tragó saliva cuando las señaló—. El
pueblo es como un ternero que se deja guiar por su madre, y los senadores
están dispuestos a lamerme el culo siempre que sus arcas estén bien provistas
de oro.
—No dejaré que lo hagas —aseveró Tâlal.
—Tú lo has querido. Adiós, viejo amigo.
El rey asintió con la cabeza.
El cambiaformas obedeció a Duman y presto se lanzó sobre Tâlal, pero,
gracias a los reflejos de un guerrero curtido en batalla, evitó el golpe sin
demasiada dificultad. Fue otro cuerpo quien recibió el impacto. Las garras de
la bestia rozaron el cuerpo de Naiara, que salvó la vida gracias al escudo
protector que logró elevar a tiempo Daena.

[isrc_ajax_search shortcode_id=3]

Cuando Tâlal quiso ir hacia el rey, mientras Daena se encargaba de
entretener a la criatura, observó que ya no se encontraba en la sala. Había
conseguido escapar por un pasadizo oculto que solo él conocía. Aunque pudo
ver la entrada, observó cómo sus compañeros, incluido el espía mandado por
la Hermandad, que resultó herido de un zarpazo en el pecho, estaban en
apuros. Decidió no ir tras Duman y ayudar a sus nuevos aliados. Con una daga,
logró herir la pata trasera de la criatura, que cayó herida y cesó los ataques
contra Daena, que era la única que había conseguido con su magia detener a la
bestia antes de que los atrapara con su enorme mandíbula.
Al instante, aparecieron varios guardias. Naiara, Sjena y Daena
desenfundaron sus armas para entretener a los soldados mientras que Tâlal se
enfrentaba al cambiaformas. El sahir consiguió librarse de los feroces
zarpazos gracias a la herida que la criatura tenía en la pata trasera, ya que la
ralentizaba lo suficiente como para ser una desventaja crucial. Tras librarse de
otro ataque, Tâlal se dispuso frente a ella. Cuando abrió su boca inmensa,
consiguió detener el cierre de su mandíbula, aunque eso significó que uno de
sus colmillos se clavó en su antebrazo. El grito de dolor fue desgarrador.

Hábil, y a pesar de que la sangre ya corría por su brazo, su mano izquierda se
introdujo dentro de la mandíbula de la bestia. Concentró toda su magia en una
bola de energía que destrozó a la bestia.
Después de acabar con la criatura, Tâlal se encaró con los soldados que,
espada en mano, se estaban enfrentando a los que iban a ser sus nuevos
aliados. Con la magia de Daena y la del sahir, sus contrincantes no tuvieron
ninguna opción.


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!