Saltar al contenido

Cuando todo parecía estar en nuestra contra (Pdf o Epub)

Ficha

Título: Cuando todo parecía estar en nuestra contra
Autores: Estefania Gea
ASIN: B082VCPHZM
Editorial: Alfaguara
Fecha: 01 ene 2020
Tamaño: 1.32MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de amor
Páginas: 214
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Cuando Violeta creía tener bien sujetas las riendas de su vida… Conoce a Mateo… Y de qué forma…

Tras su peculiar forma de conocerse… No será él, el que revolucione su vida, sino su entrometida hermana Lucía, que no dejará de ponerle trabas en el camino.

Violeta contará con la ayuda de su abuela y su mejor amiga Olivia, que la ayudarán a trazar un plan para acabar con ella.

¿Se verá afectada su relación con Mateo?

¿Será capaz de hacer caso de los consejos de su amiga?

¿Conseguirá sortear los obstáculos que le irá poniendo?

Cuando todo parecía estar en nuestra contra es una novela llena de sentimientos y acontecimientos inesperados.

Leer el primer capítulo:

¿Quién es Violeta?

Al contrario de él, soy una chica muy independiente, responsable y organizada, también la vida me
ha forzado a que fuera así. No tengo ningún recuerdo mental de mis padres, solo a través de las
pocas fotos que tenían mis abuelos. Murieron cuando solo tenía cuatro años y, en ese periodo

corto de tiempo, mi tutela tampoco la tuvieron ellos. Los primeros doce meses se hizo cargo de mí
el Estado, ya que mis padres eran consumidores habituales de droga, principalmente de heroína,
entre muchas otras, y como consecuencia de esta adicción yo había nacido con esos efectos en mi

sangre, por lo que necesité controles diarios para mi crecimiento y por el conocido síndrome de
abstinencia. Después de aquel proceso largo y duro —según me contó mi abuela—, mi custodia
pasó directamente a mis abuelos maternos, mis padres nunca fueron capaces de cambiar aquella
vida tras mi nacimiento, por lo que no eran aptos para mi educación y cuidado. Mis abuelos me
han criado, me han educado, me han mimado, me han consolado en malos momentos, han estado a
mi lado en cada una de mis decisiones. A día de hoy, soy quien soy gracias a ellos, me han

enseñado a ser la persona que soy. Sobre mis abuelos paternos, nunca supimos de ellos, se
desentendieron por completo de la situación en general. Cuando se enteraron de que iban a ser
abuelos de mí, tampoco les provocó ningún entusiasmo, por lo que no me he molestado en
conocerlos o saber de ellos.

Soy feliz con lo que tengo.
Mis abuelos tampoco tuvieron más hijos, por lo que mi familia somos mis abuelos y yo. Sin
menospreciar a mi grupo de amigos, que sin ellos todo hubiera sido más cuesta arriba, y a mi sí
pero no hermana Olivia.

Mi nombre es Violeta, era el color preferido de mi madre de niña, por ello mi abuela quiso que
ese fuera mi nombre a pesar de todo. Tengo treinta y cinco años, soy periodista y en mis ratos
libres escribo novela romántica, aunque debería decantarme más por la fantástica, dada mi
imaginación. Nunca he publicado nada, las escribo y las guardo en el ordenador porque, a día de
hoy, no he sido capaz de hacer nada con ellas. Me da miedo la opinión que me puedan dar sobre
ellas, por lo que las escribo para mí y mi mayor seguidora: mi abuela. Pobrecita mía, cree en mí
como nadie y me anima constantemente a hablar con alguna editorial. Aunque ya lleva un tiempo

que no me lo menciona. Dice que tengo un talento natural, que las historias me salen solas y que
dispongo de una imaginación muy amplia, cree que puedo llegar lejos y así no tener que estar
siempre en la calle buscando la noticia para el periódico local para el que trabajo. Sufre por mí la
mujer, y no le quito razón, llueva, nieve, haga viento o estemos a cuarenta grados, el trabajo no
perdona, pero yo lo elegí y me gusta.Vivo puerta con puerta con ellos, son todo lo que tengo y no puedo estar lejos de ellos, no son

invasivos, por lo que no están pendientes de mí todo el tiempo, entro y salgo sin que se escuche
abrir la mirilla para vigilarme, ni abren la puerta de forma repentina para pillarme con alguno de
mis ligues. No me gusta invertir el tiempo en una sola cosa o persona, así que sí, ligues con «s».

He intentado en alguna ocasión iniciar una relación estable, pero no han sido muy comprensivos
con mi profesión y mis horarios locos, por lo que ha resultado imposible que cuajara, así que hace
tiempo que me rendí en ese aspecto y desde entonces no lo pienso, que pase lo que tenga que
pasar, yo soy feliz y mis ligues me satisfacen, por lo que todos contentos: trabajo, casa, sexo,
amigos y mis abuelos. ¿Qué más se puede pedir? Yo ahora mismo nada más.

Cuando todo parecia estar en nu – Estefania Gea.epub
Cuando todo parecia estar en nu – Estefania Gea.pdf

Si te a gustado el libro de Cuando todo parecía estar en nuestra contra (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: