Saltar al contenido

Dedicado a ti, mi amor (Pdf o Epub)

Ficha

Título: Dedicado a ti, mi amor
Autores: Chris de Wit
Editorial: Selecta
Fecha: 30 ene 2020
Tamaño: 1.30MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de amor
ASIN: B08248FKMN
Páginas: 327
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

La joven profesora de música Renata van der Berg se entera de que en el piso de arriba se ha mudado Arturo Ziff, un norteamericano tan condenadamente guapo como insoportable. Tiene unos ojos verdes que la vuelven loca, pero, cuando le sonríe como si se creyese el dueño del mundo, a ella le gustaría propinarle un buen sopapo.

Si bien en un principio la convivencia como vecinos resulta fatal, el amor que ambos sienten por la música obra su magia y comienzan a conocerse. Sin embargo, Renata no se deja engañar y reconoce con crudeza que Arturo representa todo aquello que ella detesta en un chico: es egocéntrico, grosero y libertino.

El problema es que cada vez que él se digna a prestarle un poco de atención, el traidor corazón de Renata no escucha razones y palpita de manera desenfrenada. Encima, el enigmático Arturo oculta demasiados secretos que despiertan en Renata una enorme curiosidad y, a la vez, un gran temor por descubrir lo que se esconde detrás de ellos.

Lo que Renata no sospecha es que Arturo tiene en mente muchas cosas en donde ella es la gran protagonista, y que no se detendrá hasta conseguir de la muchacha lo que esta, ni en sus más locas fantasías, habría podido imaginar.

Leer el primer capítulo:

Capítulo 1
Ciudad de Gouda, Holanda.
—¿Qué dicen, Ren? —preguntó, curiosa, una de las jóvenes.
La muchacha observó las cartas una vez más y suspiró.
—Dos individuos se están aproximando a nosotras.

Silvia, Kristel y Ashley, amigas inseparables de la infancia de Renata van den Berg, entornaron
los ojos.
—Pero eso no augura nada interesante, cielo. Lo que anhelamos saber es si muy pronto tú
conseguirás un novio.

Renata frunció el entrecejo.
—¿Y desde cuándo están tan ansiosas por mí? Las que tendrían que buscar al chico de sus
sueños son ustedes.
—¡Puaj! —chilló Kristel—. No tengo tiempo para un memo.
—Tranquila, Kris. No todos son así.

Renata sonrió. La respuesta provino de Ashley, la gran romántica del grupo.
—Pues enséñame uno que valga la pena.
—Yo no me puedo quejar.
Silvia, la de la sonrisa matadora, expresaba la verdad. De las cuatro, era la que siempre tenía a

un tío babeando por detrás. Era hermosa. Su cabello rubio y brillante enmarcaba un rostro labrado
por un artista, en el que destacaban unos ojos color miel y una nariz respingona que dejaban a
cualquier ejemplar del sexo opuesto babeando por los rincones.
—Bueno, si yo tuviese tus tetas…
—¡Kristel!

—Es que me asombra lo que un par de melones…
—¡No lo son! —gruñó Silvia—. Más bien, naranjas.
—Ah, bue…
Renata y Ashley empezaron a reír a carcajadas ante la eterna pulla entre Silvia y Kristel.

Esta
última envidiaba las bondades con que la naturaleza había dotado a su amiga, por la sencilla razón
de que su cuerpo era muy fibroso. Practicaba muchísimo deporte y sus pechos no eran tan grandes
como le hubiese gustado. De todos modos, Kristel aseguraba que eso era lo mejor, ya que podía
desempeñar las disciplinas deportivas con comodidad.

—¿Podemos dejar de hablar de tetas y proseguir? —se quejó Ashley. Las demás asintieron y
prestaron atención a las cartas.
Renata era tarotista y desde hacía media hora sus amigas habían arribado a su apartamento para
participar, primero, de una tirada grupal y, después, de una individual.

La afición de Renata por el tarot provenía de su madre, quien la había educado en esa práctica
alternativa desde pequeña con el objetivo de continuar con la tradición de las mujeres de su
familia, quienes traspasaban ese conocimiento a las niñas de las siguientes generaciones.

En la actualidad y con veinticuatro años, la joven contaba con una clientela que le profesaba
una gran lealtad. A su vez, había estudiado música en el conservatorio de Ámsterdam, donde hacía
tres años se había diplomado. En ese entonces, como la urbe le había resultado demasiado grande,

con el título en la mano decidió regresar a Gouda, su ciudad natal. Apenas arribada, había sido
contratada como maestra de música en una escuela, donde impartía clases por las mañanas. A la
tarde, se dedicaba a alumnos particulares, a quienes instruía en el piano. Renata los recibía en el
subsuelo del edificio donde vivía para evitar molestar a los vecinos con el sonido del teclado.

Y
como si eso no fuese suficiente, dos meses atrás se había anotado en una escuela de disc jockey,
cuyas clases comenzarían en veinte semanas.
Por lo tanto, Renata, entre tarot y música, ganaba dinero en forma independiente y no le debía
un centavo a nadie.

Renata permaneció concentrada en las imágenes frente a sus ojos hasta que abrió la boca más
grande de lo habitual.
—¿Qué pasa? —La voz de Ashley se oía ansiosa.

El frunce en los labios de Renata indicaba que estaba analizando la respuesta.
—Un muchacho se presentará en mi vida.
—¡Por fin! —exclamó Silvia con una enorme sonrisa—. El hombre que estamos esperando para
ti.

Aqui abajo les dejare los enlaces directos para su descarga gratis:

Dedicado a ti, mi amor – Chris de Wit.epub
Dedicado a ti, mi amor – Chris de Wit.pdf

Si te a gustado el libro de Dedicado a ti, mi amor (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: