Saltar al contenido

En tu mundo (Pdf o Epub)

En tu mundo (Pdf o Epub)

 Sinopsis

Eva Turner es una joven americana que se desplaza a Alemania para cursar un postgrado. Emir Dogan es uno de los hombres más influyentes de Turquía, profesor de Economía Aplicada, administrador de un grupo empresarial y agá de un pueblo de Capadocia.

Eva y Emir quedan atrapados en el aeropuerto de Hamburgo por culpa del temporal y pasan la Nochebuena en el mismo hotel. Se encuentran por casualidad y tienen una aventura de una noche. Ninguno de los dos imagina que esa noche los unirá para siempre.

Sus destinos se vuelven a cruzar un mes más tarde y acuerdan un trato. Eva se muda a Estambul donde tendrá que adaptarse a un mundo completamente nuevo, plagado de costumbres antiguas y tradiciones.

¿Bastará la atracción que, sienten el uno por el otro, para que ella deje de lado sus sueños, a su familia y su país?

¿Podrá perdonar secretos y engaños en el nombre del amor?

Leer el Primer Capítulo:

Emir se sintió confundido ante su actitud crispada. Hubiese deseando recibir una explicación de
por qué se encontraba sola e inconsciente en una cueva alejada de la carpa, pero decidió ser
paciente y esperar a que ella misma le aclarase las incógnitas. Bajaron en silencio la escalinata,
caminando con dificultad por el sendero estrecho. Había oscurecido y la luz de la luna era
bastante difusa.

Cuando llegaron al valle se encontraron con algunos aldeanos e invitados que todavía no se
habían marchado. Se interesaron por el estado de Umay y un agente de seguridad les informó que
se encontraba ingresada en el hospital de Kaisery, la ciudad más próxima, situada a unos treinta
kilómetros del pueblo Kays.

―Debemos ir al hospital cuanto antes para que los médicos puedan reconocer a Eva e
interesarnos del estado de Umay. Ha perdido mucha sangre y es posible que tengamos que donar,
por lo regular, en los hospitales turcos no suele haber mucha disponible. ―Emir se giró hacia ella
y le tomó las manos entre las suyas, mirándola con preocupación―. Eva, ¿tú cómo te encuentras?
―Estoy bien ―respondió con frialdad, herida en su amor propio al advertir que la principal
preocupación de su marido eran las necesidades de su exmujer y la dejaba a ella en un segundo
plano. Sabía que estaba siendo un tanto injusta porque Umay estaba herida de gravedad, pero no
pudo evitar sentir angustia y rencor―. No es necesario que te inquietes por mi salud.

Ese último comentario hizo que Emir tomase consciencia de su enfado. Todo el cansancio
vivido en las últimas horas y la tensión acumulada se podían apreciar en su rostro contraído. No
había tenido un buen día y el cambio de actitud de Eva no lo mejoraba precisamente. Posó las
manos en sus hombros y la miró con detenimiento a los ojos, buscando encontrar respuestas en
ellos.

―Eva, no sé qué te pasa, pareces un erizo amenazado. No hace falta ser un experto para saber
que yo soy el foco de tu enfado. Lo único que sé es que tras nuestro primer baile de casados nos
separamos en la pista. Después ocurrió lo de Umay y se desató el infierno. Entiendo que estés
enfadada por que se haya detenido la fiesta…
―No estoy enfadada por la fiesta.
―Cuéntame que te pasa, entonces.
―Ahora no, hablaremos después. Quiero irme a casa para darme un baño caliente y descansar.
―Tu baño caliente tendrá que esperar. Debemos ir primero al hospital para que te hagan una
revisión. Te encontramos inconsciente en la cueva y tardamos un buen rato en reanimarte. No me
quedaré tranquilo hasta que no te reconozca un médico.

Su voz sonó distante, autoritaria y podía que un poco alarmada, por lo que a Eva no le quedó
más remedio que acceder. En su fuero interno sabía que era lo más sensato, pero le fastidiaba
tener que obedecerlo.
Llegaron al hospital media hora más tarde. Los médicos la atendieron enseguida al advertir que
se trataba de una mujer embarazada con síntomas leves de hipotermia y agotamiento. Necesitaban
tenerla en observación, así que la ingresaron, a pesar de sus protestas.

―Señora Dogan. ―Era la primera vez que alguien la nombraba con ese apellido y Eva se
estremeció al pensar en las consecuencias. Ante la ley turca se había convertido en la esposa
legítima de Emir, las noches de cuento y fantasía habían terminado. A partir de ahora debía
enfrentarse a las secuelas de su ingenuidad―. Es por su seguridad. Si las constantes vitales se
mantienen invariables, mañana mismo le daremos el alta.
No tuvo más remedio que acatar la recomendación de los médicos, en parte porque no le
quedaba otra, y en parte porque sabía que tenían razón. Los últimos días habían sido agotadores y
los angustiosos momentos de la cueva le producían escalofríos.

Con la ayuda de una enfermera amable se quitó el impresionante vestido de novia y las
horquillas que sujetaban su peinado sofisticado y, tras darse una ducha rápida que la reconfortó
bastante, se puso una bata sencilla de hospital, color verde claro. Una vez que las revisiones
pertinentes fueron dadas por terminadas, la dejaron descansar en una habitación confortable. Eva
se sentó en el borde de la cama, preguntándose si las ostentaciones de su habitación eran limitadas
a la gente con dinero, ya que no parecía muy probable que un hospital pudiera permitirse ese tipo
de lujos con todos los pacientes.

Ficha Técnica

Título: En tu mundo
Autores: Nadia Noor
Serie: I de Entre dos mundos
Editorial: RBA Molino
Fecha: 22 mar 2020
Tamaño: 1.03MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de amor
Páginas: 367

Isbn: 9892341235568

Formato: epub y pdf

Enlaces de Descarga:

En tu mundo – Nadia Noor.epub
En tu mundo – Nadia Noor.pdf