Saltar al contenido

La madame atrapa a su duque (Pdf o Epub)

Ficha

Título: La Madame atrapa a su Duque.
Autores: Christina McKnight
Editorial: La Loma Elite Publishing
Fecha: 01 ene 2020
Tamaño: 1.02MB
ASIN: B07KR4H8HT
Idiomas: Español
Literatura: Libros de amor
Páginas: 267
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Madame Marce Davenport , es una mujer orgullosa de lo que ha logrado con su familia y con la escandalosa Craven House, a pesar de haber sido arrojada de su casa y despojada de su lugar en la sociedad de pequeña. Excepto que todo está construido en base a una mentira. Cuando un duque arrogante entró en su casa años atrás, ofreciéndole una forma de mantener el burdel abierto, y ella aceptando el trato entro en un juego de engaños. Pero ahora que sus hermanos ya han encontrado su felicidad, Marce finalmente puede vivir la vida que siempre había deseado: una basada en la verdad. Y eso significa cortar los lazos con el hombre que ha reclamado demasiados días de ella, tanto en la realidad como en la fantasía.

Rowan Delconti, el duque de Harwich, un hombre que albergo demasiado odio por mucho tiempo: con su padre, con la mujer que rompió el matrimonio de sus padres y con los niños que se ganaron el amor del padre. Está decidido a que su madre no vuelva a ser infeliz, incluso si eso significa fingir estar casado con Marce, para que su madre piense que ha encontrado al amor de su vida. Pero la bella dama alimenta su fuego como ninguna, y la farsa comienza a sentirse muy real.

Cuando los secretos de Marce y Rowan finalmente salen a la luz, su pasión puede no ser suficiente para detener el dolor del pasado. ¿Pueden dos personas que se han hecho tanto mal, descubrir un día que en realidad son el uno para el otro?

Leer el primer capítulo:

Lo cual era una lástima, porque probablemente Rowan le habría pedido de
bailar, si alguna vez se cruzaran en los mismos círculos sociales.
Su visita no era de naturaleza social, y no estaban en un salón lleno de
gente.

No, esto era más una obligación comercial que hace ya tiempo expiro.
Si ella fuera la supuesta propietaria de Craven House, aunque su atuendo
simple y discreto sugería algo completamente diferente, su negocio era con
ella. ¿Podría ser que hubiera perdido algún detalle durante sus investigaciones
sobre el establecimiento? Los tratos dentro de estos muros fueron tan secretos
y silenciosos como los que ocurrieron dentro de su club de caballeros,
White’s.
«Estoy aquí para informarle que mi padre… ¿estoy seguro que usted está
familiarizada con él, Julian Delconti?» Cuando ella asintió, él continuó, «Ha
muerto, y yo, como su único hijo, heredé el ducado. »
«Felicitaciones…»

Su tono se asimilo al de Rowan unos minutos antes, y su pulso se
incrementó cuando su rostro se enrojeció ante el insulto abierto y la falta de
entusiasmo evidente, como si su sola presencia la aburriera.
«Lo que significa que también tengo el control de sus bienes…» Permitió
que las palabras flotaran en el aire entre ellos, notando como la señorita
Davenport palidecía levemente.»¿Y eso que significa?»
«Significa que esta casa y todo lo que hay dentro de ella es propiedad del
duque de Harwich. Yo.” Se detuvo antes de señalarse con el dedo el pecho en
caso de que la mujer fingiera ignorar de quién hablaba.

Desde la repentina muerte de su padre, quince días antes, Rowan había
anhelado que las noticias fueran imprecisas: que no era el nuevo propietario
de Craven House, y que su padre no había abandonado a su madre y a la

familia de Rowan durante todos estos años. Él deseaba lavarse las manos de
todo. Desafortunadamente no fue así. Reprimió la necesidad de distanciarse de
su realidad, permitiendo que el dolor y la traición volvieran a encender su ira
cuando en sus labios se dibujó una sonrisa petulante ante las implicaciones de
la conversación actual.

La señorita Davenport se desplomó en su silla, y él solo podía esperar que
la mujer estuviera luchando con tan solo una pequeña porción del dolor y la
incertidumbre con que Rowan había estado lidiando desde que descubrió la
infidelidad de su padre.

Si Rowan no podía expulsar a Sasha Davenport de su propiedad, entonces
su hija tendría que ser suficiente. Craven House, el famoso burdel de Londres,
pertenecía al duque de Harwich, no a la señorita Marce Davenport. Así como
no había pertenecido anteriormente a Sasha Davenport.
La imagen de su madre afligida hizo que los hombros de Rowan se
enderezaran con un propósito, profundizando su furia.

Permitiendo que su furia hacia todos y todo en Craven House lo envolviera
por completo, hizo que Rowan perdiera el control. Si él se salía con la suya,
toda la estructura sería derribada, nivelada y demolida como si este ofensivo
establecimiento nunca hubiera existido.

Quizás entonces podría desterrar de su mente las imágenes de esa horrible
noche. Las que quemaron tan profundamente a Rowan, reviviéndolas una y otra
vez. Ni siquiera dormir le daba consuelo y algunas pocas horas libres de la
visión de su padre en los brazos de otra mujer, otra dama, y no precisamente
su madre.

La Madame atrapa a su Duque_ – Christina McKnight.epub
La Madame atrapa a su Duque_ – Christina McKnight.pdf

Si te a gustado el libro de La madame atrapa a su duque (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: