Saltar al contenido

Otro amor para Julie (Pdf o Epub) (01)

Ficha

Título: Otro amor para Julie
Autores: Carlota Manzano
Serie: I de Bilogía Julie
Editorial: Ediciones Versátil
Fecha: 30 dic 2019
ASIN: B08358LJN9
Tamaño: 0.63MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de amor
Páginas: 278
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Julie es una asesora laboral que vive felizmente, o al menos eso cree, en su dúplex de Manhattan, que comparte con su pareja, un prestigioso abogado neoyorkino llamado Frank.

En una comida de Navidad, organizada por una de las empresas más potentes de las que ella gestiona, conoce a Brian, uno de los socios. Él será quien, a partir de ese momento, logrará que toda su vida se tambalee, obligándola a dar explicaciones y a hacer frente a varios hechos del pasado que hasta entonces habían permanecido ocultos.

Una historia donde saldrán a la luz oscuros secretos cuyos protagonistas creían enterrados para siempre y en la que Julie se verá entre dos hombres y ninguna salida, propiciando que la incertidumbre se apodere de ella.

¿Estará preparada para superar una situación tan incierta?

Leer el primer capítulo:

Todo se suponía que estaba bien. Mi vida, mi relación con Frank, mi trabajo…
Era una mañana bastante fría. Se veía venir que diciembre llegaba cargado de esa fuerza
característica de New York.

Miré por la ventana de mi despacho y pude comprobar cómo la gente paseaba con bolsas de
compras para la Navidad. Aunque aún faltaban dos semanas, ya todo cobraba vida en forma de
fiestas.
New York en Navidades siempre me había parecido fascinante, desde pequeña. Y es que yo
pensaba que eran unas fechas de cuento en aquel lugar, como si toda la ciudad hubiese caído presa
de un hechizo.

En esa época los escaparates se engalanaban hasta el punto de parecer postales invernales, las
aceras se abarrotaban de abetos en espera de una familia que los albergara en su hogar y todos
queríamos hacer nuestros pinitos como patinadores en la pista de hielo.
Vivía en un dúplex en uno de los mejores rascacielos de Manhattan.
Contaba, abajo, con un dormitorio principal que compartía con mi pareja, una habitación
vestidor para cada uno, un baño, la cocina y el salón.

Arriba tenía solo un habitáculo diáfano, con un baño. Allí estaba mi despacho. Era un lugar
espectacular, con unas enormes cristaleras con vistas a la ciudad. La estancia más cómoda del
apartamento, con sofás, biblioteca, cafetera, una nevera, una gran televisión… Todo lo
imprescindible para no tener que moverme de allí en horas dado que, que al ser asesora legal
online, me pasaba gran parte del día trabajando.

Nada de aquello había llovido del cielo, sino que era el fruto de mi gran esfuerzo, aunque
también era consciente de que la suerte me había echado una mano para que saliera fenomenal.
Llevaba viviendo con Frank desde tres años atrás, cuando ya dimos por asentada nuestra
relación de cinco años en aquellos entonces. Él era abogado, tenía un despacho en New York, uno
de los mejores de la ciudad. A sus cuarenta años era uno de los más reconocidos.

Yo había cumplido treinta y cinco. No me podía quejar, tenía un número importante de clientes
y un buen reconocimiento, así que mi estabilidad financiera también era bastante buena.
A eso había que añadir que el dúplex era mío. Me lo había comprado yo mientras él adquirió
un despacho impresionante en New York y un apartamento para invertir, que tenía encima del
despacho, y que usaba para descansar al mediodía y comer allí.

Nuestras vidas estaban bien. Trabajábamos de lunes a viernes y el fin de semana era nuestro
para hacer vida social, disfrutar de nosotros y de alguna que otra escapada.
No tenía ninguna queja y a menudo me sentía una privilegiada por mi situación. Poder trabajar
en lo que me gustaba, desde la comodidad de mi hogar, y compartir la vida con la persona a la que
quería, me relajaba.

Ese día era viernes y acudiría a una comida de Navidad que celebraba una empresa que yo
gestionaba. Era una de las que llevaba desde mis comienzos y año tras año acudía en esa ocasión
para festejar con ellos.

Siempre lo pasábamos sensacional. Era una cita profesional obligada, pero a la que yo acudía
con sumo gusto. Sabía que íbamos a echar un buen rato y desconectar, como mandaban los cánones
aquellos días.Conforme la hora se iba acercando fui a arreglarme. En aquellas ocasiones, solía estrenar
algunas de las últimas prendas de temporada que me hubiera comprado.
No había planeado nada al respecto, así que improvisaría. No soy una persona que tenga
especial interés en tener mi vida cuadriculada al milímetro, sino que me gusta dejar cierto espacio
para la improvisación.

Me puse unos pitillos vaqueros, unas botas de tacón marrones, una camiseta de mangas largas y
un abrigo blanco de pelo, de lo más elegante y moderno a la vez. Me veía guapísima.
Con un maquillaje muy natural de día en el rostro, decidí ponerme lo que mejor me sentaba: mi
más bonita sonrisa.
Bajé en el ascensor hasta mi garaje y saqué mi Audi Q7 blanco. Era la tonta de ese color, me
causaba frescura y alegría.

Otro amor para Julie – Carlota Manzano.epub
Otro amor para Julie – Carlota Manzano.pdf

Si te a gustado el libro de Otro amor para Julie (Pdf o Epub) (01) ala mejor te pueden gustar estos otros: