Saltar al contenido

Una familia para Elena (Pdf o Epub)

Ficha

Título: Una familia para Elena
Autores: Galder Izarzugaza
Editorial: Alba editorial
ASIN: B07ZMYCWYS
Fecha: 01 ene 2020
Tamaño: 1.33MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de amor
Páginas: 276
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Elena es una joven colombiana de 24 años, estudiante de enfermería, con un pasado un tanto convulso y ciertas carencias emocionales. A la vez que intenta sacar adelante la carrera universitaria trabaja en dos sitios para intentar ayudar en la economía familiar: por las tardes trabaja en una tienda de ropa y por las noches da un giro a su vida trabajando de modelo webcam.

John es un joven español, casi en la treintena, con un buen trabajo pero sin ninguna relación familiar satisfactoria. Volcado en su trabajo, pasa el resto del tiempo saliendo a correr, viendo series o películas y leyendo. Un día, movido por la curiosidad, decide entrar en una de esas páginas donde se ofertan espectáculos privados.

Los dos se encontrarán en un momento casi predestinado, donde la casualidad y el destino juegan a los dados con el futuro de ambos. La distancia que los separa es enorme, aunque a través del ordenador no parezca tanta.

¿Qué pasará entre ellos? ¿Qué pensará Elena sobre él cuando empiecen a hablar? ¿Volverá John a entrar a la página y a visitar a Elena?

Leer el primer capítulo:

Los cuatro compañeros viajaban en la parte trasera de la furgoneta conducida por Rafael. Se
dirigían hacia la sede que la empresa iba a abrir en la capital colombiana para dar comienzo a su
división americana. John actuaría como segundo en la operación de inauguración y tendría que
dirigir unas palabras al equipo que tendría a sus órdenes durante tres meses. Una de sus tareas era
formar a aquellas personas en los protocolos de la empresa y en la manera de llevar los
proyectos. De ese grupo que tendría a su cargo iba a salir el que, pasados los tres meses, ocuparía
su puesto para que él pudiera volver a España.

John había hablado durante los días anteriores con Elena, pero no habían vuelto a quedar. El
joven tuvo que encargarse de algunas tareas para que todo estuviese listo aquel día, poniendo al
día documentación y procedimientos y adecuando el lenguaje a los términos correctos para evitar
malentendidos con el idioma. Aunque todos los aspectos estuviesen bien detallados en castellano,
había que sustituir términos que en aquella parte del globo no significaban lo mismo que en
España, o que tenían alguna connotación negativa.

Las conversaciones con Elena habían sido agradables y con un aspecto más íntimo, o por lo
menos así lo había notado John después de su primera cita. Ambos se contaban cómo llevaban su
día, las dificultades que habían tenido y lo mucho que querían volver a verse. Ambos tuvieron
menciones para acordarse de su primera cita y, poco a poco, fueron uniéndose aún más. Los dos
sentían que no necesitaban estar uno junto al otro para sentirse realmente cercanos. Era como si
durante su cita se hubiesen forjado unos puentes invisibles entre ellos, uniéndolos también en el
plano emocional.
La furgoneta llegó frente a las oficinas de la empresa. Era un edificio de nueva construcción
de más de mil metros cuadrados, con materiales como el titanio y el cristal como máximos
exponentes, con modernas instalaciones abastecidas por energías renovables y poniendo mucho
énfasis en la sostenibilidad.

Los cuatro pasajeros descendieron del vehículo, se acercaron a la puerta de entrada y
recogieron sus pases acreditativos en la garita del guardia de seguridad. Ellos cuatro eran los
únicos que tendrían acceso, de momento, a todos y cada uno de los espacios de la nueva sede. Con
el tiempo y el avanzar del proyecto se irían dando permisos a los futuros jefes de sección y al
director de la oficina, que quedaría como máximo responsable cuando ellos regresaran a España.
Aún faltaba una hora para la hora en la que habían convocado a los trabajadores y media hora

más para que comenzara el acto de inauguración. Para tal evento se había habilitado una de lasdos salas de conferencias que tenía la nueva sede a modo de salón de actos, se había colocado un
proyector y allí se llevaría a cabo una videoconferencia con el director de la delegación de
Madrid, de la que dependería, temporalmente, la sede de Colombia.

John y sus tres compañeros recorrieron las instalaciones de nuevo. Ya lo habían hecho tres
días antes, el lunes, cuando aún estaban dando los últimos remates de limpieza. Observaron que
todo estaba correcto, listo para recibir a los trabajadores y empezar a dar forma al proyecto.
Aunque ya tenían algunas reuniones concertadas con empresas del país y alguna extranjera, los
primeros días serían de acople entre ellos y el nuevo equipo.

El proceso de selección lo llevó a
cabo una empresa local con apoyo de la oficina de Madrid y, a priori, todos los trabajadores
estaban cualificados tanto a nivel académico como a nivel profesional. Todos acreditaban estudios
superiores y un mínimo de cuatro años de experiencia en puestos similares, con lo que las
dificultades de poner la sede en marcha se reducían considerablemente. Otra cosa hubiese sido
tener que formar de cero a personas sin experiencia o con una formación inferior.
Poco a poco empezaron a llegar los trabajadores.

Aqui abajo les dejare los enlaces directos para su descarga gratis:

Una familia para Elena – Galder Izarzugaza.epub
Una familia para Elena – Galder Izarzugaza.pdf

Si te a gustado el libro de Una familia para Elena (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: