Saltar al contenido

La hidalga campesina y otros relatos (Pdf o Epub)

Ficha

Título: La hidalga campesina y otros relatos
Autores: Aleksander S. Pushkin
Editorial: JPM Ediciones
Fecha: 01 ene 2020
Tamaño: 0.73MB
Idiomas: Español
ISBN/ASIN: 9788415499596
Literatura: Libros de Aventuras
Páginas: 342
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Aleksander Sergueevich Pushkin (1799-1837) es uno de los literatos más ilustres que ha producido Rusia. Su mérito no consiste solamente en el ingenio, en la amenidad o en el arte con que combina las escenas y despierta el interés de los lectores, sino especialmente en la belleza del lenguaje, en la pureza del léxico y en la riqueza y variedad de las formas gramaticales. Pushkin fue quien dio al idioma ruso

aquel pulimento que hizo de él una de las lenguas literarias más bellas de Europa. Los relatos que aparecen reunidos en este libro —«La hidalga campesina», «Azar en el juego» y «El desafío»— representan una magnífica muestra del arte literario de Pushkin y describen a la perfección las costumbres y los caracteres de la Rusia del siglo XIX.

Leer el primer capítulo:

La finca de Iván Petrovich Berestow estaba situada en una de las provincias
más recónditas de Rusia. Berestow, que había servido durante su juventud en
la Guardia Imperial, pidió el retiro a principios del año 1797, se marchó al
pueblo de su propiedad y no volvió a salir de allí. Su mujer, que pertenecía a
una familia pobre, murió a consecuencia de un parto mientras él se hallaba

ausente, pero los cuidados que su hacienda exigía le consolaron pronto de tan
dolorosa pérdida, y después de haber construido una casa conforme a un plan
ideado por él, puso en sus tierras una fábrica de paños; acrecentó sus ingresos
y dio en creerse el hombre de más capacidad de la comarca, en lo que no le
llevaban la contraria sus vecinos, puesto que venían a menudo a pasar
temporadas en su finca, con sus familias y sus perros. Los días de trabajo
usaba un chaquetón de pana, y los de fiesta una levita de paño, del que se
hacía en su fábrica; él mismo llevaba las cuentas y su única lectura era la

Gaceta del Senado. En general, le querían, aun teniéndole por orgulloso, y
sólo un vecino, Gregorio Ivanovitch Muronsky, estaba en pugna con él. Este
individuo era el prototipo del señor ruso. Después de dilapidar en Moscú la
mayor parte de su fortuna y de enviudar casi al mismo tiempo, se recluyó al
último pueblo que le quedaba y siguió malgastando el dinero, aunque de
distinta manera. El que tenía lo empleó en hacer un jardín a la inglesa, en
vestir a sus lacayos con trajes de jockeys, en dar a sus hijas una institutriz

británica y en labrar sus tierras según el método inglés; pero un poeta dijo muy
acertadamente que el trigo ruso no crece a la extranjera y esto lo demostró elhecho de que, aun disminuyendo los gastos considerablemente, los ingresos de
Gregorio Ivanovitch no aumentaron y hasta se vio en la necesidad de contraer
deudas. A pesar de todo, se creía listo por haber sido el primer propietario de
la provincia que colocó su finca en consejo de tutela, operación que en aquel
tiempo se estimaba hábil y atrevida. De cuantos lo censuraban, el que lo hacía
con más severidad era Berestow. El odio a las innovaciones era el rasgo
principal del carácter de este último, y así, no podía hablar con calma de la

anglomanía de su vecino, hallando a cada paso ocasión para criticarle. Cuando
enseñaba su finca a los visitantes siempre decía con astuta sonrisa,
contestando a los elogios que tributaban a su buena administración:
—Sí, señor, en mi casa no sucede lo que en la de mi vecino Gregorio
Ivanovitch. ¿A qué viene eso de arruinarse a la inglesa? ¿Acaso no vale mucho
más tener el estómago lleno a la rusa?

La hidalga campesina y otros re – Aleksander S. Pushkin.epub
La hidalga campesina y otros re – Aleksander S. Pushkin.pdf

Si te a gustado el libro de La hidalga campesina y otros relatos (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: