Saltar al contenido

Las ansias carnívoras de la nada (Pdf o Epub)

Ficha

Título: Las ansias carnívoras de la nada
Autores: Alejandro Jodorowsky
Editorial: Ediciones B
Fecha: 28 dic 2019
ASIN: B01CSJU8DE
Tamaño: 0.64MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de Historia
Páginas: 453
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Los protagonistas de esta novela se acercan al concepto tríptico que aparece en diversas religiones (como la trinidad cristiana). ¿Quiénes son estos seres que nos guían con mano firme por esta historia? Como en toda la obra de este genial terapeuta, dramaturgo y tarotólogo, este libro impresiona e impacta al lector, que descubre zonas de sí mismo hasta entonces inéditas. Una novela fiel a la voluntad de Jodorowsky, que una y otra vez se aleja de los esquemas tradicionales

Leer el primer capítulo:

7. Son sombras…
El andinista nos ha advertido que por estos rumbos oscuros la Camanchaca, una niebla tibia
pero traicionera, que cala hasta los huesos, tan densa que impide ver más allá de medio metro,
invade el camino.

En su materia lechosa, quizás a causa del entrechoque de múltiples corrientes
de aire, se esculpen figuras que permanecen escasos segundos antes de disolverse, pero que por su
demente indecencia quedan para siempre grabadas en nuestras retinas. Son caras corroídas por
muecas sórdidas, cuerpos de mujer torcidos hasta el asco, perros feos devorando tentáculos,
amasijos de tumores, ondulaciones que nos conducen al vómito.
El andinista nos ha recomendado, para pasar este mal rato y alumbrar el camino, encender el
televisor que nos ha regalado. La luz parpadeante y cadavérica de la pantalla disuelve un poco la
Camanchaca y nuestro silencio. (Entre nosotros no podemos hablar: los tres decimos siempre lo
mismo, como si tuviéramos una voz para seis labios.) Magra medicina, el discurso incesante del
General nos convierte en sombras…

EL CAMINO MÁS CORTO ENTRE VOSOTROS Y YO, ES EL MÁS LARGO. SI ME
TENÉIS, NO ME RECORDÁIS; SI ME RECORDÁIS, ME ALEJÁIS; SI ME COMENTÁIS, ME
ADULTERÁIS; SI ME DEFINÍS, OS MENTÍS; SI ME BUSCÁIS, ME PERDÉIS; SI ME VEIS,
OS VEIS…

Sus frases, como las figuras de la Camanchaca, resuenan unos segundos y luego, transformadas
en un coro de ecos que parece misa fúnebre, se pierden entre los recovecos de las montañas. Hay
un alacrán debajo de cada una de esas palabras. Los conceptos fijos tienen un contenido móvil que
se esquiva ofreciendo la posibilidad de infinitas interpretaciones. Hay amenazas, no por
silenciosas menos reales, entre las sílabas. En la boca del General cualquier sustantivo que no
tiene filo se convierte en cuchillo. ¿Cómo esperar una palabra de vida si es la Muerte la que
habla?

PARA RECUPERAR VUESTRA MEMORIA, EN LUGAR DE PREGUNTAROS ¿QUIÉN
SOY?, DEBÉIS PREGUNTAROS ¿DÓNDE ESTOY? SI SABÉIS DÓNDE ESTÁIS,
COMENZÁIS A SER LO QUE SOIS. EL CAMINO PARA SABER DÓNDE ESTÁIS ES SABER
DÓNDE NO ESTÁIS. DE NEGACIÓN EN NEGACIÓN LLEGÁIS A LA GRAN AFIRMACIÓN,
SE ME HACE EVIDENTE QUE NO ESTÁIS EN NINGUNA PARTE, NI EN VUESTROS
CUERPOS NI EN VUESTROS INTELECTOS, SÓLO ESTÁIS EN MÍ. ¡YO SOY VOSOTROS
PERO VOSOTROS, SIMPLEMENTE, NO SOIS!

¡Mejor apagar este aparato siniestro y lanzarlo al océano podrido! ¡Ah, el maldito sigue
prendido flotando en el líquido pegajoso como una medusa en su elemento! El General se pone a
lanzar carcajadas tan fuertes que provocan derrumbes. Debemos correr por el camino esquivando
una lluvia de piedras, perseguidos por los rayos color liquen de la máquina que navega cerca dela playa, decidida a no soltarnos. El General, sin dejar de reír, comienza a cambiar de aspecto.
Sus deformaciones, reproducidas y aumentadas por el biombo de niebla, alcanzan tamaños
gigantescos.

¡UNA IMAGEN DE MÍ MISMO CON LO PEOR QUE TENGO! ¡UNA IMAGEN DE MÍ
MISMO COMO HOMBRE NORMAL! ¡UNA IMAGEN DE MÍ MISMO COMO CAMPEÓN,
COMO HÉROE, COMO SANTO Y COMO GENIO! ¡UNA IMAGEN DE MÍ MISMO COMO
CONCIENCIA PURA! ¡UNA IMAGEN DE MÍ MISMO COMO CUERPO DE DIAMANTE!
¡UNA IMAGEN DE MÍ MISMO COMO BESTIA MÁGICA! ¡UNA IMAGEN DE MÍ MISMO
COMO UNA ESFERA LUMINOSA! ¡UNA IMAGEN DE MÍ MISMO COMO LA GRAN
MADRE NEGRA!

El televisor se atasca entre unos huiros. Echa humo, fogonazos y se apaga gradualmente.
Centenares de miles de manchas oscuras se desprenden de los cuerpos que las producen y reptan
hacia nosotros. Las sombras de las piedras vienen a pegarse a nuestras sombras. Como pájaros

inmensos bajan las sombras de las montañas y también se pegan a las nuestras. Nos cae encima la
noche entera. Estamos prisioneros en una botella negra. No tenemos cuerpo, no tenemos nombre.
Queremos que todo el universo se convierta en un solo sol de fuego.
Un hormigueo de candelas nos anuncia que hemos llegado al cementerio abandonado.

Aqui abajo les dejare los enlaces directos para su descarga gratis:

Las ansias carnivoras de la nad – Alejandro Jodorowsky.epub
Las ansias carnivoras de la nad – Alejandro Jodorowsky.pdf

Si te a gustado el libro de Las ansias carnívoras de la nada (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: