Saltar al contenido

Cuentos tradicionales de Japón (Pdf o Epub)

Ficha

Título: Cuentos tradicionales de Japón
Autores: Richard Gordon Smith
Editorial: 13insurgentes
Fecha: 26 dic 2019
Tamaño: 11.47MB
Idiomas: Español
ISBN-10: 8494286188
Literatura: Libros de Poesía
Páginas: 346
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Una completa antología de cuentos populares japoneses, en una edición exquisitamente ilustrada con 62 láminas a color. «Cuentos tradicionales de Japón» reúne una selección de leyendas históricas, narraciones de carácter mitológico y cuentos populares recopilados por Richard. G. Smith a lo largo de su estancia en Japón durante la

Belle Époque. A través de sus páginas recorreremos el Japón mágico: fantasmas y espectros; reinos submarinos, amores no correspondidos; árboles y ríos habitados por los dioses sintoístas de la naturaleza; cuentos inspirados en el estricto código del honor samurái o relatos nutridos por las enseñanzas budistas y el espíritu zen.

Leer el primer capítulo:

desde que esta abandonara Sendai, dieciséis años atrás. Sin embargo, esa no era
razón suficiente para que ella, una muchacha japonesa, rompiera la palabra de su padre.
Por lo tanto,

O-Ko-san se mantenía fiel a su incierto prometido, aunque sin dejar de
acusar una gran tristeza por su ausencia; de hecho, tanto sufría en secreto que enfermó,
y tras tres meses de padecimientos murió, para desconsuelo de todos los que la
conocían y especialmente de su familia.

El día del funeral de O-Ko-san su madre prestó las últimas atenciones debidas al
cadáver, peinando su cabello con la horquilla dorada entregada a O-Ko-san por Saito en
nombre de su hijo Kōnojō. Cuando el cuerpo fue depositado en su féretro, la madre

colocó el prendedor en el cabello de la joven mientras decía:
—Querida hija, este es el prendedor que te fue entregado como recuerdo por tu

prometido, Kōnojō. Que este compromiso una vuestros espíritus en el más allá, como
debería haberlo hecho en vida. Rezaré para que disfrutes de una felicidad sin fin.
Al decir estas palabras, la madre de O-Ko-san no tenía ninguna duda de que Kōnojō

estaba muerto y de que los espíritus de los dos jóvenes se unirían en el más allá. Pero
no era así. Transcurridos dos meses de estos sucesos, el mismo Kōnojō, que en esos
momentos contaba dieciocho años, regresó a Sendai y se presentó en casa del viejo
amigo de su padre, Hasunuma.

—¡Qué gran desgracia y amargura! —exclamó este último—. Apenas han
transcurrido dos meses de la muerte de mi hija O-Ko-san. Si hubieras llegado antes,
seguro que ahora seguiría viva.

Pero nunca nos enviaste un mensaje; nunca supimos
más de tu padre o de tu madre. ¿Adónde fuisteis al abandonar este lugar? Cuéntame
toda la historia.

—Señor —respondió el afligido Kōnojō—, lo que me habéis contado acerca de la
muerte de O-Ko-san, con la que tenía la esperanza de contraer matrimonio, me rompe
el corazón. Yo, al igual que vuestra hija, he permanecido fiel y pensado en ella cada día.

Cuando mi padre se llevó a mi familia de Sendai, nos dirigimos a Edo; y tras esto fuimos
al norte, a la isla de Yezo, donde mi padre perdió todo su dinero y se arruinó, muriendo

en la pobreza. Mi pobre madre no le sobrevivió mucho tiempo. He estado trabajando
duramente para tratar de casarme con vuestra hija Ko, pero solo he ganado lo suficiente
para pagar mi viaje de vuelta a Sendai. Sentí que era mi deber venir a contaros la

desgracia de mi familia.
El viejo samurái se emocionó con la historia. Advirtió que el más desgraciado de
todos había sido Kōnojō.
—Kōnojō —le dijo—, me he preguntado si eras honesto, y ahora veo que eres

verdaderamente fiel, y que honras la palabra de tu padre. Sin embargo, deberías haber
escrito. ¡Deberías haber escrito! A menudo, tanto mi esposa como yo nos
preguntábamos por qué no lo hacías y asumimos que debías de estar muerto.
Aunque nos guardamos ese pensamiento para nosotros y jamás se lo contamos a OKo-

san. Ve a nuestro butsudan[3], abre sus puertas y quema una varilla de incienso ante
la tablilla mortuoria de O-Ko-san, eso agradará a su espíritu. Ella anhelaba de tal forma
tu regreso que ese anhelo la llevó a la tumba. A su espíritu le regocijará saber que has
vuelto por ella.

Aqui abajo les dejare los enlaces directos para su descarga gratis:

Cuentos tradicionales de Japon – Richard Gordon Smith.epub
Cuentos tradicionales de Japon – Richard Gordon Smith.pdf