Saltar al contenido

La sala Marte (Pdf o Epub)

Ficha

Título: La sala Marte
Autores: Rachel Kushner
Editorial: Alfaguara
Fecha: 28 dic 2019
ASIN: B07V2BXJ7R
Tamaño: 1.33MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de Terror
Páginas: 478
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

El camino que recorre Romy, condenada a dos cadenas perpetuas, es precisamente un camino que parece programado para ciertas personas y que pone en cuestión la veracidad del sueño americano: un camino que va directo desde la pobreza hasta la prisión. En La sala Marte entramos de lleno en este

mundo extraño situado tras los muros de una prisión de mujeres, cargado de detalles y de un idioma y una rutina propios; un mundo aparte pero unido íntimamente al nuestro. La minuciosidad con la que

Rachel Kushner trata la violencia latente y explícita de esta red carcelaria, la oscuridad y la comicidad de sus personajes, la implicación con la que se ha empapado de la realidad más subterránea de su país, han convertido a esta novela en una obra clave de la literatura americana actual.

Leer el primer capítulo:

La Noche de Cadenas se da una vez por semana, los jueves. Una vez por
semana tiene lugar el momento decisivo para sesenta mujeres. Para algunas de
las sesenta, ese momento decisivo se da continuamente. Para ellas, esto es
rutina. Para mí solo se dio una vez. Me despertaron a las dos de la madrugada,
me esposaron y contaron, Romy Leslie Hall, reclusa W314159, y me pusieron

en la fila con las otras para un trayecto valle arriba que duraría toda la noche.
Mientras nuestro autobús salía del perímetro de la cárcel me pegué a la
ventanilla reforzada con malla para intentar otear el exterior. No había mucho
que ver. Pasos a desnivel y rampas de incorporación, bulevares oscuros,

desiertos. No había nadie en la calle. Atravesábamos un momento tan remoto
de la noche que los semáforos habían dejado de pasar del verde al rojo y se
limitaban a parpadear un ámbar constante. Se nos puso otro vehículo al lado.
Iba sin luces. Embalado, dejó atrás el autobús, una cosa oscura llena de
energía demoniaca. Había una chica en mi unidad de la cárcel del condado que
se ganó la perpetua solo por conducir. Ella no disparó, se lo contaba a

quienquiera que la escuchase. Ella no disparó. Lo único que hizo fue conducir
el coche. Nada más. Habían usado un lector de matrículas. La grabaron con
cámaras de videovigilancia. Lo que tenían era una imagen del coche, de noche,
avanzando por la calle, primero con los faros encendidos, luego con los faros
apagados. Si el conductor apaga los faros es premeditación. Si el conductor
apaga los faros es asesinato.

Nos trasladaban a esa hora por un motivo, por muchos motivos. Si nos
hubiesen podido lanzar a la cárcel en una cápsula, lo habrían hecho. Lo que
sea con tal de evitar que la gente corriente tuviera que vernos, una panda de
mujeres esposadas y encadenadas en un autobús del departamento del sheriff.
Algunas de las más jóvenes sollozaban y sorbían los mocos mientras nos
metíamos en la autopista. Había una chica en una jaula que parecía

embarazada de ocho meses, tenía la barriga tan grande que le tuvieron queponer más cadena de la cuenta alrededor de la cintura para esposarle las
manos a los lados. Hipaba y se estremecía con la cara hecha un mar de
lágrimas. La tenían en la jaula por su edad, para protegerla del resto. Tenía
quince años.

Una mujer de la primera fila de asientos se volvió hacia la que lloraba en la
jaula y le chistó como quien rocía espray antihormigas. Al ver que no
funcionaba, le gritó.
—¡Calla la boca!

La sala Marte – Rachel Kushner.epub
La sala Marte – Rachel Kushner.pdf

Si te a gustado el libro de La sala Marte (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: