Saltar al contenido

Mi romántico CEO

 Sinopsis

Ella:
Millonario.
Atractivo.
Un buen hombre.
¿Necesito algo más?
Claro que no.
Pero soy demasiado testaruda para opinar en el amor.
Claro qué, entre el amor y el placer la línea es delgadísima.

Él:
Mi chavala linda es ideal para enamorarme. Soy joven y millonario, no necesito otra cosa pero que tener una historia amorosa auténtico con alguien que me comprenda y este preparada para el romance. Yo voy de verdad con ella. Y no estoy habituado a no conseguir lo que deseo.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Descargar libro: Mi romántico CEO en pdf o bien epub

No puedo opinar que creyera que los museos eran aburridos—. Sentí
que el planeta se había movido sobre su eje en las últimas horas, se había
movido para dejarme atisbar una parte entera de él de la que jamás
ya antes había tenido conocimiento. —¿Qué género de carreras hay en las artes? Si
decidiese proseguir adelante con esto, ¿debería ir a la escuela como lo
hiciste?.

El pensamiento mató a todas y cada una de las mariposas que habían estado
revoloteando en mi estómago, reemplazándolas con un frío miedo. La escuela
jamás había sido lo mío. Apenas pude salir adelante, vacilé de ser buena en eso
a un nivel más alto que con cualquier otra cosa.
También está el pequeño inconveniente de no poder dejarme el lujo de
abonar algo de esta forma. Las becas seguramente no serían una alternativa para alguien
como , que no tenía buenas calificaciones o bien ninguna experiencia a la que
recurrir. Supuse que podría procurar lograr un préstamo, mas no era
precisamente la persona más solvente que afirmemos.

El temor se extendió desde mi estómago, congelando mis venas y
mandando un temblor a mis dedos. ¿Y si hubiese encontrado algo que me
apasionara y no hubiese podido hacer nada con esto? Por primera vez en mi
vida, había encontrado algo de lo que verdaderamente me agradaría hacer una carrera.
La posibilidad de que deba continuar insatisfecha, saber que este
planeta existe y no poder formar parte de él, sería pura tortura.
Roy tomó mi mano, la suave presión de sus dedos contra mi piel, me sacó
de la casa de los horrores en la que mi imaginación me estaba atrapando. —
No, Valerie. No deberías ir a la escuela para hacer una carrera de esto. No
es leyes ni medicina. Un título no siempre y en toda circunstancia es un requisito riguroso.
—¿De verdad?— Una avalancha de esperanza apareció en mi pecho. —
¿Crees que podría hacer una carrera con esto?.

—Absolutamente. Si pudieses verte trabajando en un sitio como este.
—Yo puedo—. Sentí una sonrisa que se extendía sobre mis labios, tan
ancha que me dolían un tanto las mejillas. —Claro que puedo. Sería un sueño
que ni tan siquiera sabía que se había hecho realidad.
—Bueno, entonces—. Roy pareció percatarse de que aún estaba
manteniendo mi mano, sus ojos bajaron hasta donde nuestros dedos estaban
entrelazados. Me liberó de manera lenta, prácticamente tal y como si no estuviese presto a
hacerlo. Cuando quedó libre, movió el pulgar cara una acuarela en la pared
detrás de nosotros. —¿Por qué no procuras venderme ese cuadro? Creo que lo
harías realmente bien.
Inmediatamente, mi psique empezó a virar con ideas. Nunca me había
sentido tan inspirada ya antes. Había estado en ventas, concisamente. Vendí ciertos
productos de limpieza, en los que evidentemente no tenía ningún interés. Sin
embargo, recordé lo básico. Y uno de esos conceptos era conocer a tu público.
Tenía el truco para emplear en Roy.

Bajando mis párpados para darme una mirada más presumida y sensual,
hice un pequeño puchero y comencé a flirtear con él. Al principio se rió,
mas antes que me diese cuenta, lo tenía comiendo de la palma de mi mano.
—Hecho. Lo tomaré—, afirmó por último, respirando hondo y parpadeando
tal y como si se estuviese liberando de un estupor ya antes de regresar a reír. —Como
aguardaba, serías genial en esto.
—Gracias—. Lo hice volar, y no era un proyectil. Nunca me había
teletransportado ya antes, mas no pude eludir hacerlo ahora. —De verdad. Nunca
habría descubierto nada de esto si no hubiese sido por ti.

Enlaces:

PDF

EPUB

Más libros del autor:

Descarga aquí los ebooks originales y apoya a los autores.