Saltar al contenido

El precio de Andrea (Pdf o Epub)

Ficha

Título: El Precio de Andrea: Ella fue tras un sueño y ahora es parte de la mercancía
Autores: Eridania Reinoso
Editorial: Roca Editorial de Libros
Fecha: 30 dic 2019
Tamaño: 0.75MB
Idiomas: Español
Literatura: Novelas Románticas
Páginas: 216
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Una joven de 18 años, se va de su país detrás de una oferta de empleo, donde tendría una mejor vida para ella y su mamá; pero al llegar a su destino se da cuenta que las cosas no son como se lo prometieron. Atrévete a vivir día a día las experiencias de una mujer víctima de trata de personas.

«El Precio de Andrea es una novela que trae la ficción a una realidad muy latente en nuestra sociedad… En esta obra podrás con facilidad identificarte, no sólo con el deseo del progreso y de viajar que tiene la mayoría de la población, sino también con el engaño, los abusos y la lucha por sobrevivir de Andrea». Ana María Belique, Socióloga y Activista Social de DDHH.

«El Precio de Andrea es una novela actual, ágil, profunda, fascinante, llena de frescura y color, de vida y de dolor, de esperanzas y desdichas… como la vida misma. Está escrita de tal manera que es imposible no meterse en la escena, ni dejar de leerla hasta el final…». Lidia Alcántara Ivars, M.C. y defensora de los DDHH.

Leer el primer capítulo:

Aeropuerto Internacional de las Américas,
Santo Domingo, República Dominicana.
Deseándome buen viaje, la asistente me entrega mi pasaporte. Camino firme y decidida por el
pasillo sin mirar atrás. No quiero hacerlo.

En este momento lo más importante es lo que tengo
delante, el mundo que se abre radiante ante mi mirada expectante. Abordo el avión. Coloco mi
pequeña maleta en el lugar indicado y me arrellano en el asiento junto a la ventana. Estoy muy
nerviosa porque mi vida está cambiando drásticamente.

Visualizo con una sonrisa en los labios las
nuevas oportunidades y los muchos billetes que tendré en mis bolsillos, con los cuales sacaré a mi
madre de aquel miserable barrio y jamás tendrá que trabajar de chopa[1] en una casa de familia.
Me detengo a pensar en ella. Sus ojos estaban llenos de lágrimas cuando nos despedimos en la
puerta que separa a los que se van de los que se quedan. Me dijo que aún estaba a tiempo de

olvidarme de este viaje, que tenía un mal presentimiento con respecto a él. Yo pienso que ella
necesita abrir sus horizontes mentales y pensar en grande. Ahora no me comprende, pero llegará el
día en que lo hará.

Por un lado, la entiendo. Sin embargo, mi deseo de tener más de la vida es superior y quiero
demostrarle que voy a obtener más de lo que ella ha conseguido. Es cierto que estoy muy
agradecida de todo lo que mi madre me ha brindado con los escasos recursos de su trabajo, pero
siento que merezco más.
La vida empieza a sonreírme. Toda una vida de mediocridades llegó a su fin en el momento en
que puse un pie en este avión con destino a París, Francia. Y pensar que apenas la semana pasada
asistí a mi última clase en la UASD[2]…

Estaba en mi segundo semestre de la carrera de psicología clínica y con esos pocos semestres
sabía que me gustaba la profesión; pero en mi país no es sencillo ganar buen dinero ejerciéndola.
Así que para mí terminarla no valía la pena, cuando podía obtener mejor remuneración económica
haciendo otras cosas en un país con mayores ventajas y beneficios.

Aún recuerdo lo aburrida que estaba en aquella clase. No entendía ni lo más mínimo de lo que
explicaba el profesor de estadística descriptiva. Mi mente fantaseaba con la nueva vida que iba a
tener y sólo había asistido hasta el último momento por petición de mi mamá, pues ella guardaba
la esperanza de que me arrepintiera de hacer este viaje y repetía continuamente que se había
soñado que no debía irme.

—Señorita Rivera, ¿le aburre lo que estoy diciendo? —recuerdo escuchar al profesor—.
¿Puede repetirme lo que acabo de decir?
—No sé profesor, no le puse atención —contesté cínicamente pues ya no me importaba
reprobar la materia.

—Y usted, ¿puede repetírselo? —preguntó a la tipa con anteojos en la butaca de al lado.
—Sí, profesor. Usted dijo que la estadística se refiere a la agrupación de datos sobre una
situación específica. Por ejemplo, usted mencionó que en el último año el porciento de mujeres
por trata de personas ha aumentado de manera significativa…Ciertamente, la chica sabelotodo continuó hablando y hablando, pero mi mente la bloqueó
totalmente ya que sólo podía pensar en el fin de mis penurias.

La verdad es que siempre supe que inscribirme en la universidad había sido una pérdida de
tiempo, dado que mi sueño es salir del país y conocer el mundo. Sin embargo, no podía justificar
el terminar la secundaria y quedarme en casa sin hacer nada. Si hacía esto mi mamá nunca dejaría
de recordarme que era una holgazana y que ella trabajaba muy duro para conseguir las cosas, y me
hubiera obligado a acompañarla a limpiar casas de ricos. No. Yo no nací para eso.

Mi objetivo es largarme de este país y hacerme rica en el extranjero. No terminaría como mi
madre, lavando baños y limpiando pisos. Pero gracias a Julia, mi vecina y amiga de toda la vida,
eso va a terminar, pues tiene preparada para mí una mejor vida.

El Precio de Andrea_ Ella fue t – Eridania Reinoso.epub
El Precio de Andrea_ Ella fue t – Eridania Reinoso.pdf

Si te a gustado el libro de El precio de Andrea (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: