Saltar al contenido

Jamás me enamoraría de ti (Pdf o Epub) – (02)

Ficha

Título: Jamás me enamoraría de ti
Autores: Mano Book
Serie: II de Eres el amanecer para mí
Editorial: Ediciones Versátil
Fecha: 29 dic 2019
ASIN: B082TNG99X
Tamaño: 0.74MB
Idiomas: Español
Literatura: Novelas Románticas
Páginas: 213
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Para ayudar a su padre, quien era un jugador oprimido por muchas deudas, Molly Xia se veía obligada a beber drogas alucinógenas para calentar la cama de un hombre poderoso y, en adelante, estaba destinada a convertirse en su juguete sexual. Después de haber pasado por una ruptura dura, Brian

Long, un hombre frío e indiferente, consideraba a Molly como nada más que un reemplazo físico para su ex novia. Cuando escaparon de situaciones que amenazarían la vida, Brian y Molly estaban profundamente enredados en una compleja relación de amor y odio. Justo cuando Brian decidió abrirle su corazón a ella, su ex novia desaparecida regresó para reclamar su lugar en su corazón.

Leer el primer capítulo:

Sin importar lo larga que sea la noche o lo malo que sea el sueño, ¡siempre llegará un nuevo
día!
Molly salió de su sueño lentamente; abrió los ojos, miró a su alrededor y comenzó a
despertarse por completo.
Pasó saliva e intentó levantarse del suelo. —Ahh —gritó y cayó de nuevo. Había estado
sentada en el suelo durante tanto tiempo que sus piernas estaban entumecidas y débiles.
—Señorita Xia, ¡está despierta! —Lisa le dijo a Molly con una voz suave mientras sonreía.
Molly la miró torpemente respondiendo levemente a su sonrisa mientras yacía en el suelo y se
frotaba las piernas para reducir el entumecimiento. Sus ojos estaban hinchados por tanto llorar
durante toda la noche.
Lisa pareció notar la tristeza y el dolor que Molly estaba sintiendo, así que no le preguntó por
qué había dormido debajo de las escaleras ni por qué tenía los ojos hinchados. En cambio, solo le
dijo en voz baja: —Su desayuno está listo. Puede tomar un baño y bajar a comer.
—¡Gracias! —respondió Molly agradecida.

Lisa le sonrió y se dio la media vuelta para salir de la habitación, pero antes de dar un paso,
recordó las instrucciones de Brian. Se volvió hacia Molly, la vio tratando de levantarse del suelo,
y dijo: —Antes de irse, Sr. Long me pidió que le dijera que no debe salir de casa en estos días.
—¿Quiere encarcelarme aquí? —preguntó Molly descuidadamente.

Ver la expresión de
sorpresa en el rostro de Lisa la hizo sentir un poco avergonzada; la comisura de sus labios se
torció un poco y luego retomó tímidamente: —Quiero decir… Eso no es lo que quise decir.
Lisa no era el tipo de persona a la que le gustara entrometerse, por lo que sacudió la cabeza y
respondió: —Eso es lo que Brian me pidió que le dijera y yo simplemente entregué el mensaje.
Terminando de decir eso, se dio la vuelta y se fue sin añadir ni una palabra; conocía su lugar
en la casa y, después de haber trabajado para Brian durante tanto tiempo, había aprendido lo que
debía o no debía hacer.

El día anterior, le había dicho a Brian por teléfono que la señorita Xia estaba preparando algo
en la cocina, y para su sorpresa, este regresó justo a tiempo para la cena. Fue algo muy extraño,
puesto que llevaba varios días fuera y no parecía que fuera a volver tan pronto.

En todo el tiempo que llevaba de conocer a Brian, nunca lo había visto mostrar sentimientos
por alguien; tal vez era porque fue criado así o porque había heredado la personalidad de su
padre. Era muy difícil interpretar sus sentimientos. Pero después de pasar un tiempo con Molly,
comenzó a pensar que si Becky no amaba a Brian, entonces esta podría ser una mejor opción para
él.
Una vez que terminó de ducharse y vestirse, Molly bajó las escaleras. No tenía apetito, así que
no comió nada. Le pidió perdón a Lisa por lo sucedido en la mañana y salió de la casa para
respirar un poco de aire fresco. Una vez fuera, se paró en medio del jardín y miró la puerta
principal con un fuerte deseo de atravesarla brillando en sus ojos.
Incluso si él la dejara ir, no se atrevería a hacerlo.

Todavía podía recordar claramente lo que Brian le había hecho a David y sabía que no podía
correr ese riesgo.Si únicamente tuviera que preocuparse por ella misma, no le importaría correr el riesgo; pero

tenía que pensar en lo que podría pasarle a su madre y a Daniel. Había demasiado en juego y
nunca se atrevería a hacerlo.
Levantó la cabeza para mirar al cielo, y un destello de diversión brilló en sus ojos. El sol
estaba saliendo en ese instante; un resplandor se elevaba en el Este, y el astro brillaba desde el
horizonte. Pero tristemente, había espesas nubes en el cielo, lo cual parecía bloquear parte de la
hermosa luz del sol

Jamas me enamoraria de ti – Mano Book.epub
Jamas me enamoraria de ti – Mano Book.pdf

Si te a gustado el libro de Jamás me enamoraría de ti (Pdf o Epub) - (02) ala mejor te pueden gustar estos otros: