Saltar al contenido

Las estrellas de Madrid (Pdf o Epub) (02)

Ficha

Título: Las estrellas de Madrid. Sin fronteras
Autores: Irene Romo
Editorial: Harlequin Ibérica, una división de HarperCollins Ibérica, S.A.
Fecha: 01 ene 2020
ASIN: B081CVBB9T
Tamaño: 0.95MB
Idiomas: Español
Literatura: Novelas Románticas
Páginas: 356
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Dichosos fantasmas que se empeñan en volver una y otra vez.

Después de diez años sin saber nada de él, ha vuelto. Sam. El chico de las estrellas y la sonrisa bonita. No pensé que volvería a verlo después de marcharse sin decir adiós cuando éramos unos niños, pero aquí está: dispuesto a todo con tal de meterse en mi vida de nuevo. Todavía no sé si quiero permitírselo o no.

Aunque Sam cada vez es más insistente y, cada día que pasa, se gana un trocito más de mí, no es la única preocupación que ronda mi mente. La situación en casa es cada vez más insostenible y Lucas, mi hermano pequeño, y yo no vemos la hora de salir de ese infierno. Siento que caminamos sobre una cuerda floja que no para de hacerse más estrecha a medida que pasan los minutos.

No somos capaces de ver el abismo hasta que nos precipitamos hacia el vacío

Leer el primer capítulo:

A decir verdad, como ya he dicho en alguna ocasión, ni Lucas ni yo tenemos demasiadas cosas
en esta casa por el miedo a que nos roben o rompan algo importante. Los objetos de más valor
están en el trastero, un lugar seguro y enteramente nuestro. Tal vez por ese motivo apenas llevamos
un par de mochilas cada uno con la ropa que solemos usar y los libros que Lucas y yo usamos de
mesillas de noche principalmente.

Cuando me encuentro con mi hermano en el pasillo, en nuestro camino hacia la puerta de salida
y que no volveremos a cruzar, me mira con preocupación. Apenas me he pasado un pañuelo por la
mejilla para limpiar la sangre de pasada, pero estoy segura de que la herida sigue abierta y

enrojecida. Del mismo modo que lo está mi mejilla, la cual empiezo a sentir que se hincha y donde
el dolor permanece.
Le hago un gesto con la cabeza para que no se preocupe por mí y para que empiece a caminar
delante de mí. Pasamos por delante del salón, donde nuestra madre y Raúl siguen de pie y

conversan en susurros que no logro entender. Cuando estamos delante de la puerta, ella nos mira
con pasividad y una mirada inquisitiva. Ni siquiera va a mostrar un poco de cariño hacia nosotros.
Le mantengo la mirada durante unos segundos hasta que le pido a Lucas que abra la puerta y
ambos salimos sin mirar atrás y cerrando la puerta con firmeza detrás de nosotros.

Llevamos cerca de media hora sentados en el coche, no tengo ni idea de adonde podemos ir. En
cuanto hemos salido por el portal, Lucas me ha preguntado si me dolía y le he mentido diciéndole
que no, aunque al menos la sangre ya parece estar seca. Tengo las manos sobre el volante y estoy
tratando con todas mis fuerzas de controlar el ritmo de mi respiración. No puedo permitirme un
ataque de ansiedad ahora mismo. Tengo que estar calmada y pensar dónde podríamos pasar la

noche. Sin embargo, el único sitio que se me ocurre es el trastero y ahí vamos a estar
extremadamente incómodos. Además de que no hay espacio para que durmamos los dos; apenas
hay para que duerma uno. Tampoco puedo llamar a Eva o Sara para pedirles este favor. Tendría
que dar demasiadas explicaciones y odiaría ver la lástima reflejada en sus ojos.

Aqui abajo les dejare los enlaces directos para su descarga gratis:

Las estrellas de Madrid. Sin fr – Irene Romo.epub
Las estrellas de Madrid. Sin fr – Irene Romo.pdf