Saltar al contenido

Fugitiva y reina (Pdf o Epub)

Ficha

Título: Fugitiva y reina
Autores: Violaine Huisman
Editorial: 13insurgentes
Fecha: 29 dic 2019
Tamaño: 0.98MB
Idiomas: Español
Literatura: Novelas Románticas
Páginas: 212
ISBN-10: 8416537437
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

El retrato de una madre llena de luces y sombras en el París elegante de los años 80. Premios Marie Claire y Françoise Sagan 2018.

Parisina y burguesa de adopción, maniaco depresiva, bailarina a pesar de su cojera, esposa libertina de marido aún más disoluto, Catherine Cremnitz fue, antes que nada, madre. Un verdadero «madremoto» arrollador para sus dos hijas,

Elsa y Violaine, a quienes quiso con una ferocidad extrema, la misma con la que amó, luchó (contra su enfermedad y sus terribles traumas infantiles) y trató de enderezar su vida tantas veces. Ambientada en el París elegante de los años ochenta y noventa,

Fugitiva y reina es un homenaje póstumo de una de sus hijas a su madre. Un texto crudo y hermoso, salpicado de humor negro, para exorcizar demonios y sobrellevar una culpa infantil y profunda: la de no haber logrado mantener a su madre con vida.

Leer el primer capítulo:

E
I
l día de la caída del muro de Berlín, el año en que yo cumplía diez años, mientras en
las pantallas del mundo entero desfilaban imágenes de abrazos, lágrimas de alegría,
manos levantadas haciendo el signo de la victoria, procesiones de hombres y mujeres alborozados
frente a montículos de piedras, cascotes, nubes de polvo, nosotros los franceses asistíamos a aquel
acontecimiento histórico a través de fundidos encadenados sobre el rostro severo del presentador
del telediario de la noche, que nos invitaba tácitamente a sentarnos a la mesa

al menos a
aquellos que observábamos un ritual familiar y para quienes el telediario había remplazado a la
bendición de la mesa,

o constituía una especie de plegaria republicana, un rito laico en
consonancia con la laicidad de nuestra patria—, y yo permanecía atónita con los ojos fijos en el
televisor, espantada por aquel caos cuyo alcance geopolítico se me escapaba completamente, pese
a los esfuerzos pedagógicos del locutor —la importancia de las noticias podía deducirse de su
dicción: se iba haciendo más grave cuando la seriedad del asunto lo requería, y se volvía más
aguda los domingos por la noche,

cuando se encargaba de anunciar la redifusión de una comedia o
una película de aventuras a los telespectadores que la habían esperado durante toda la semana—
no, el alcance del acontecimiento no tuvo ningún efecto sobre mi conciencia, pero no por ello me
impresionó menos, fascinada por aquellos reportajes a través de los cuales me parecía distinguir
en segundo plano, como detrás de un cristal, en transparencia, las huellas de mamá, su retrato
magnificado entre las ruinas,

su cuerpo disimulado bajo los escombros, su rostro sobre los
cascotes, quizá sus cenizas. Hasta entonces había admirado a mamá con arrobada adoración, y el
brillo de su presencia no había tenido tiempo de empañarse en mi mirada húmeda de niña. Se
había eclipsado brutalmente.

Mamá había caído en una depresión tan devastadora que había tenido
que ser internada a la fuerza durante largos meses. Después de haberme mentido durante mucho
tiempo sobre las razones de su repentina desaparición, me habían informado de que mamá era
maníaco-depresiva.

La frase se me había quedado grabada así, en bloque —tu-madre-es-maníaco-
depresiva— una frase pronunciada por un adulto cualquiera, una de esas frases de persona mayor
que no servían para nada, salvo para confundirme o para obsesionarme. Su eco se convirtió en el
leitmotiv de mi tormento, mientras mi lengua entrelazaba y desentrelazaba sus palabras diluyendo
el escaso sentido que yo discernía en ellas.

Para empezar, maníaco-depresiva no significaba nada.
O sí, quería decir que mamá podía subir a torres, torres que yo visualizaba en las esquinas de un
fuerte; en mi imaginación mamá trepaba a la cima de aquellos torreones a toda velocidad y se
lanzaba de un salto a lo más hondo de unas mazmorras o catacumbas, en cualquier caso a un lugar

Fugitiva y reina – Violaine Huisman.epub
Fugitiva y reina – Violaine Huisman.pdf

Si te a gustado el libro de Fugitiva y reina (Pdf o Epub) ala mejor te pueden gustar estos otros: