Saltar al contenido

Mi isla (Pdf o Epub)

Ficha

Título: Mi isla (Spanish Edition)
Autores: Elísabet Benavent
Editorial: Penguin Random House Grupo Editorial España
Fecha: 07 feb 2020
ASIN B01HMW7G8W
Tamaño: 1.40MB
Idiomas: Español
Genero: Novelas Románticas
Páginas: 289
Formato de la descarga: epub y pdf

 Sinopsis

Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes…
Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza…
Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado…
Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos…
hasta que conoce a Alejandro…
y la calma da paso a una tormenta de sensaciones…
y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.

Tras los enormes éxitos cosechados con sus «Saga Valeria», «Saga Silvia», «Mi elección» y «Horizonte Martina», Elísabet Benavent, también conocida por sus fans como @BetaCoqueta, vuelve a la carga con una historia de amor diferente que reflexiona acerca de cómo lo vivido condiciona muchas veces el futuro.

Una novela que ha ido escribiendo a lo largo de los años y que aúna todos los elementos que la caracterizan: frescura, inocencia, cercanía, ingenio, simpatía y mucho amor.

Leer el primer capítulo:

¿La isla? ¿Y qué hacemos desde abril hasta septiembre en la isla? ¿Qué hacemos con Milán y Nueva
York? —Me reí poniendo los brazos en jarras.

—Pues si tengo que trabajar voy y vuelvo.
—¿Y yo mientras me construyo un telar para esperarte mirando al mar?
—Cínica —se rio.
—¡Piénsalo! ¡Es imposible!

—Piénsalo tú. No es imposible. Elimina de la ecuación la isla. Ya la introduciremos cuando deje de
trabajar tanto.
—Tú…, vale. ¿Y yo? ¿Cuándo tú dejes de trabajar tanto yo también tendré que dejar de trabajar tanto?

—Di una palmada—. ¡Nunca creí que fueras tan machista!
—¡No soy machista! —se quejó—. Cuando te conocí vivías allí y andabas descalza cultivando patatas
en un huerto, Magdalena, por Dios… Creí que era importante para ti. No sabía que te importaba tanto el
trabajo.

—Pues… —me recompuse—. Ahora parece que sí.
—Eliminamos la isla. —Se metió las manos en los bolsillos—. Madrid, Barcelona…, elige.
Me reí, mirando hacia otra parte, emocionada, acongojada y… enamorada como una niña.
—Sería mucho más fácil —insistió con una sonrisa.
—Sí, lo sería —añadí.

—Ya llevamos nueve meses juntos. Lo tenemos claro. Si no sale bien, cada mochuelo a su olivo.
—Pero… no entiendo…, no suelen ser los hombres los que se animan a tomar este tipo de decisiones.
Solemos ser nosotras las que…
—Solo quiero estar cómodo y aquí no lo estoy —me interrumpió y señaló mi piso—.

Esto está genial
como estudio pero como casa… —Me miró con gesto grave.
—Sí, es cierto. Es una casita de soltera.
—No quiero ser la mano que ordene tu vida de repente, pero entiende que es lo más lógico. Calculo
que a partir de este año la cosa va a ir hacia abajo.
—¿Crees que tendrás menos trabajo?
—No. Seré más exigente. Quiero empezar a… echarle el freno. No quiero seguir despertándome sin
saber dónde estoy y…, seamos sinceros…, estoy mayor. Rachel lo mencionó hace poco y tiene razón.

La
puerta de la pasarela está a punto de cerrárseme en la cara.
Me asusté. No por Dios. ¿Y entonces qué iba a hacer? Lo imaginé jugando a la petanca en el parque de
debajo de casa, junto a los jubilados. No. Desentonaría. Yo acelerada, con cinco Vogues, cada una de un
país,

corriendo con unos salones de Salvatore Ferragamo por toda la calle Serrano y él con boina y un
carajillo. Bueno…, ni yo era una superheroína de lo fashion ni él era un colega inmovilista que se
conformaría con lo que viniera, pero en las fantasías de uno la realidad es como le venga en gana.
—Empezar a frenar no significa bajarme del carro —se rio al leer mi expresión—.

Más campañas,
menos pasarela. Más de lo que sí me gusta hacer. Tengo que concienciarme de que un día pasaré de
moda, que empiezo a tener una edad y que… tendré que dedicarme a otra cosa.

Tengo que aprender a
diversificar. Es el momento.

Mi isla (Spanish Edition) – Elisabet Benavent.epub
Mi isla (Spanish Edition) – Elisabet Benavent.pdf