Saltar al contenido

Para siempre contigo

Genero: Juvenil

 Sinopsis del libro 

Amanda regresaba a Madrid con el alma rota. Le había entregado su amor a Tomás y él no lo había querido.

Sentía que la chica que volvía a casa nada tenía que ver Para siempre contigo pdf con la joven despreocupada que había salido hacia Mallorca, con su mejor amiga, hacía poco; parecía que esos dos meses hubieran durado una vida entera. ¡Qué ilusa había sido! ¿Qué pensaba?, ¿que su historia sería diferente?, ¿que sería tan especial que, un chico cómo él, lo abandonaría todo por ella?

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Tomás estaba convencido de que dejar marchar a Amanda era lo mejor que podía hacer. A pesar de que aquel verano había sido muy especial para él, se había jurado a sí mismo que nunca se iba a enamorar y no tenía ninguna intención de hacerlo.

Unas cuantas semanas después de la separación las circunstancias le obligan a cambiar de ciudad y le llevan hasta el lugar donde ella reside. Es entonces cuando la necesidad de volver a ver a la mujer con quien pasó unos maravillosos días se hace irresistible… pero Amanda no quiere que su maltrecho corazón sufra de nuevo.

Y si ella no está dispuesta a darle una segunda oportunidad y Tomás no encuentra la forma de que Amanda le escuche, ¿tendrá alguna posibilidad de prosperar su mutuo amor?


Ficha técnica del libro

  • Título: Para siempre contigo
    Autores: María Ferrer Payeras
    Tamaño: 1.40MB
    Nº de páginas: 476
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Para siempre contigo en pdf o epub Gratis

Tomás empezó a besarla, como si quisiera devorarla; mientras le mostraba,
restregándose contra ella, que estaba preparado para el segundo asalto. Y lo
tuvieron, y un tercero también.
Capítulo 9
Por la mañana Tomás se moría de ganas de seguir en la cama con Amanda,
pasar allí todo el día sin ir a trabajar o pensar que debería estar estudiando.
Pero no podía quedarse, tenía que ir a distribuir las tareas entre sus monitores
y, además, pensó con horror, tendría que soportar sus burlas. Nunca le habían
visto tan posesivo con ninguna mujer, de hecho, no recordaba haberlo estado
nunca.
«No pasa nada, gilipollas —se dijo—, solo te pusiste en plan posesivo
porque ellos se ocuparon de que así fuera. ¡No te dejaron bailar con Amanda
en toda la noche! Querían hacerte rabiar y lo consiguieron, nada más».
Notó que Amanda se removía en la cama y la besó con delicadeza en la

boca. Ella se despertó del todo y lo miró con una gran sonrisa en los labios.
—Lo siento mucho, no quería despertarte. Iba a levantarme, tengo que irme.
—¿Tienes que irte? ¿Tan pronto?
—Tengo que ir a casa a cambiarme, darme una ducha y ponerme el
uniforme. Hoy trabajo todo el día.
—¡Si no has dormido nada! —le contestó Amanda con voz soñolienta.
Tomás se echó a reír.
—Ni tú tampoco, será mejor que descanses un poco.
—Si lo hubiese sabido, te habría obligado a dormir al menos un ratito.
Él volvió a reírse.
—No creo que hubieras podido obligarme a hacer otra cosa que no fuera lo
que hemos estado haciendo —le dijo, después la besó de nuevo. Fue un beso

tierno, que le puso la piel de gallina.
Amanda sintió un pellizco en el estómago al recordar en qué habían
invertido las horas y pensó que Tomás tenía razón, no cambiaría la noche que
habían pasado juntos por nada del mundo. Estaba segura de que cuando
quisiera levantarse de la cama, tendría que hacer un esfuerzo para que las
piernas la sujetaran. Pensar eso la hizo sonreír.
—¿De qué te ríes? —le preguntó el chico, acercándose de nuevo para
besarla. No podía parar de hacerlo, parecía que los labios de Amanda tenían
un imán que lo atraía hacia ellos una y otra vez.
—De nada, no me río, solo he recordado algunas de las cochinadas que
hemos estado haciendo esta noche y me ha dado por sonreír.

—¿Cochinadas?
—Sí, cochinadas —contestó ella—. Cochinadas que me han encantado, por
cierto.
—He oído nombrar de muchas maneras Para siempre contigo epub lo que hemos estado haciendo tú y
yo esta noche —dijo poniendo cara de granuja—, pero creo que tendré que
añadir «cochinadas» al repertorio.


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!