Saltar al contenido

Quédate

 Sinopsis del libro 

Victoria sentirá que su mundo se viene abajo, luego de que Brandon le confirmase que la noticia de la prensa era cierta; el dolor y la culpa harán estragos en ella, pues la vida no la había preparado para lo que estará por venir; sin embargo, tendrá que poner todo de su parte para sobrellevar su pena.
Elisa se verá atrapada en una situación, de la Quédate pdf que no podrá escapar. Mientras Daniel, deberá transitar por caminos difíciles que, de alguna manera, lo acercarán a aquello que su corazón tanto anhela.
Gerard Lambert y Clive Rutherford, llegarán para intentar conquistar dos corazones que están cerrados al amor; tras sufrir grandes pérdidas y desilusiones.

Un inesperado suceso hará que Amelia y Benjen se reúnan una vez más en el lugar donde consumaron su amor, y deberán decidir entre darse una nueva oportunidad o dejar a sus sentimientos en el olvido.
Brandon no soportará ver cómo el sufrimiento ha hecho mella en Victoria, y decide emprender un viaje a Europa. Llegarán a Venecia, donde un insospechado encuentro con viejos amigos de la familia, hará que acepten una invitación, sin sospechar lo que encontrarán detrás de las puertas de la mansión de los Di Carlo.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.


Ficha técnica del libro

  • Título: Quédate III
    Autores: Lily Perozo & Lina Perozo Altamar
    Tamaño: 2.48MB
    Nº de páginas: 468
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Quédate  en pdf o epub Gratis

Sean llegó a primera hora al Palace para ver a Annette, ya había dispuesto
todo para la sorpresa que le tenía preparada, solo esperaba que su querida
suegra, le brindase al menos un par de horas de su apretada agenda. Bajó de su
lujoso auto y se encaminó hasta la recepción, al preguntar por ellas, le dijeron
que se encontraban desayunando en el restaurante, al parecer Karla quería
comenzar muy temprano con todas sus actividades.
—Buenos días, mis estimadas damas —saludó, llegando hasta la mesa,
mientras se quitaba los anteojos oscuros y les entregaba una de sus
encantadoras sonrisas—. Mi amor, te ves muy preciosa hoy, no te imaginas
cuanto te extrañé —mencionó, y se tomó la libertad de darle un casto beso en
los labios a su novia, aprovechando que su suegra no era tan estricta y les

permitía ese tipo de demostraciones.
—Gracias, cariño, yo también te extrañé —respondió ella, luego de ese
breve beso que la dejó deseando más.
Sean se acercó a cada una para saludarlas y luego se sentó para tomar el
desayuno también, pues había salido tan de prisa que apenas bebió una taza de
café. Mientras charlaban se enteró que la cita con la modista se había movido
para la tarde, porque la mujer deseaba hacerle algunos ajustes al vestido, antes
de la siguiente prueba.
—¿Qué harán entonces? —preguntó, sintiéndose esperanzado.

—Bueno, creo que podríamos aprovechar la mañana para hacer otras
cosas, solo tendría que reorganizar mi agenda —respondió Karla, mirando la
elegante libreta donde tenía sus anotaciones.
—¿Te importaría darme un par de horas de su tiempo? Quisiera llevar a
Annie a un lugar que es necesario que conozca —comentó, entregándole una
mirada a su suegra, con la que esperaba convencerla.
—Bueno…, las cosas que siguen en mi lista son importantes…
—Por favor mamá, solo serán un par de horas —rogó Annette.
—Yo… —Karla estaba por negarse, cuando vio que Sean modulaba la
palabra «casa» aprovechando que Annette no lo veía—. Está bien, supongo

que puedo encargarme de esto sola, vayan ustedes, pero deben estar aquí antes
del mediodía.
—Gracias, mamá —esbozó Annette, se acercó para abrazarla y darle un
beso—. Estaremos aquí para la comida.
Media hora después, subían a su auto para salir rumbo a la localidad de
Westborough, donde él había comprado la propiedad que sería su hogar, al
menos durante el tiempo que le llevaría obtener su título de abogado. Después
de eso regresarían a Chicago, porque su deseo era trabajar junto a su hermano
Christian y su tío Brandon, como parte del departamento jurídico de la naviera
que le había heredado su padre, y también del emporio bancario Anderson.
Luego de viajar por casi dos horas, llegaron hasta el 9 Kendall Dr,
Westborough, una espléndida casa con paredes de madera lacada en un tono

gris azulado, grandes ventanales blancos y techos de teja gris oscuro, rodeada
de un hermoso jardín que vibraba con el verdor de la primavera. Sean paró el
auto y tuvo que ayudar a bajar a su prometida, pues ella presintiendo porque se
encontraban allí, no pudo hacer nada más que sonreír y llorar de la emoción.
—¿Te gusta? —preguntó, mostrando una gran sonrisa.
—¡Es maravillosa! —expresó con sinceridad, mientras se volvía para
mirarlo a los ojos. Aunque una de las cosas que más la asustaban era tener que
separarse de sus padres y mudarse a otra ciudad, en ese instante se sentía
realmente feliz—. Me encanta, mi amor… es perfecta.
—Me alegra que te guste, porque llevó meses buscando la ideal y cuando
vi esta, fue como si algo me Quédate epub dijera que era la indicada para iniciar nuestra
vida juntos —comentó, sintiéndose emocionado al ver el brillo que iluminaba
los ojos grises de su novia—. ¿Quieres verla por dentro? —preguntó, notando
que no dejaba de mirarla.


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Libros Relacionados


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!