Saltar al contenido

Renacimiento

 Sinopsis

Ahora que Yama está al tanto de la presencia de los guerreros astrales en el inframundo, sus guardianes atacarán con mayor ferocidad que ya antes y también procurarán, por todos y cada uno de los medios, de destruir el ánima de Maya y al de su bebé no nacido. Mientras que en Corporación Astral, Becca descubrirá un secreto que cambiará el rumbo de la historia.
En el segundo, y último tomo de Astral, vamos a ser testigos de batallas más intensas y lugares más increíbles. Con un giro que va a dejar al lector sorprendido y deseando saber cuál va a ser el destino de sus personajes.
Si gozaste del primer tomo, el segundo te va a dejar sin aliento

Ficha técnica

  • Título: Renacimiento
    Autores: Roberto R. Bengoa
    Serie: II de Astral
    Tamaño: 0.95MB
    Nº de páginas: 328
    Idioma: Español

Descargar libro de Renacimiento en pdf o bien epub

La torre de las ánimas se cubrió con cristales de hielo que salían desde el
balcón en la cima de la torre.
Dentro, Yina continuaba en meditación profunda: una helada aura
alumbraba el ambiente de su cuerpo mortal al tiempo que todo a su alrededor se
iba cubriendo con una fina escarcha que relucía con cristales de hielo en
tonos azules.
∞∞∞
Las aguas del Río Caribdis se congelaron por completo, llegando hasta el
remolino que rugía de manera fuerte en un intento de romper el hielo.
Yina separó la palma de sus manos del agua congelada. Ella se encontraba

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

tumbada sobre sus piernas. Su respiración era rasposa. Pequeñas esferas de
vapor azul salían de su boca. Yank saltó fuera de la nave y cayó sobre una
rodilla al lado de Yina que procuraba erguirse. Mas sus piernas fallaron,
desplomándose sobre los brazos de Yank.
—Cada vez me impresionas más —dijo Yank al mirarla de manera directa a los
ojos.—
Gasté mucha energía —dijo Yina—. Mis piernas no me responden.
Yank levantó a su amada y la cargó tal y como si fuera una recién nacida.
—Juntos hasta el fin —dijo Yank.
∞∞∞
La fuerza glacial de Yina había detenido la corriente en la superficie, mas
por debajo, el agua se abría paso con exactamente la misma intensidad.
Dante y Maya estaban atrapados bajo el bloque de hielo que cubría
el río. La gruesa capa de hielo era tal que impedía pasar los rayos del sol. La

corriente fiero los arrastraba de manera fuerte. Dante tenía un brazo en torno a
Maya y, con la mano libre, sus uñas rasguñaban agitadamente la capa de hielo
que estaba sobre ellos, mas sus dedos se deslizaban con rapidez: era tal y como si
intentara agarrarse al aire. La lucha de Dante era inútil: el guerrero del tercer ojo
y la chavala encinta no tenían ninguna ocasión. De pronto, un rugido
sacudió el agua. Dante miró al frente y distinguió a una monstruosa bestia
hecha de agua que viraba como un huracán: el Remolino Caribdis estaba un
par de quilómetros de ellos, devorando todo cuanto entraba en él. Sin éxito, El
guerrero astral procuró nuevamente sostenerse al hielo; entonces recordó: «la hoz».
Con velocidad alcanzó la hoz que tenía en su cinturón. La levantó sobre su

cabeza y sintió de qué forma la corriente luchaba por arrebatársela. El guerrero astral
puso la afilada cuchilla sobre el hielo. La navaja vibraba al chocar contra el
hielo, mas no conseguía clavarse en su objetivo. Dante sintió que la hoz se le
escapaba de la mano con lo que tomó impulso y, con sus fuerzas, la
estrelló contra el hielo.

Enlaces:

PDF

EPUB

Más libros del autor:

Descarga aquí los ebooks originales y apoya a los autores.