Saltar al contenido

The best affaire: La cita perfecta

Sinopsis

Me llamo Sara y recientemente me pasa de todo. Y nada bueno. Me he quedado sin trabajo, no encuentro un empleo aceptable por culpa de la crisis (o bien eso me quieren hacer pensar), mi exnovio me hostiga y, para colmo, acabo de cumplir treinta años.
¡Nada puede ir peor!
Aunque es posible que mi suerte comience a mudar, pues me he rencontrado con una vieja compañera de capacitad y me ha propuesto algo que…
No, claramente, no. No puedo hacerlo. Imposible.

¿O bien quizá sí? Quizá no sea tan malo. La traidora vocecilla de mi conciencia me alerta: «¡No vas a ser capaz!». Pero la ignoro. Me semeja la única forma de salir de este pozo de fatalidad.
De todos modos, es ya tarde para las dudas. Estoy en frente de unos ojos verdes que me miran como absolutamente nadie me ha mirado jamás y ya no puedo echarme atrás. Al fin y al cabo, esto no es engañar, es suprimir la verdad, que no es exactamente lo mismo. O bien eso deseo pensar.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

En fin, que no tengo ni la más mínima idea de lo que me espera.
¿Os apetece descubrirlo conmigo?
Bienvenidas a The Best Affaire: la cita perfecta.

Descargar libro: The best affaire: La cita perfecta en pdf o bien epub

De pronto, el estruendos de una puerta me altera. Miro sobre el borde de la piscina y me
quedo completamente petrificada cuando veo aparecer a Héctor por una de las puertas que dan al
jardín. Camina resuelto cara la piscina, sin haber reparado en mí, pues me encuentro
justo del otro lado del arco formado por esta gran extensión de agua cristalina.

Con un bañador blanco que resalta en la mitad de su piel morena, se da un pequeño impulso y se
zambulle de cabeza en el agua. Joder, me pillará acá, y no sé si meterme bajo el agua —con el
consecuente peligro de ahogarme— o bien procurar salir lugar desde el que estoy y descabullirme como una
rata por el jardín. Esto último lo veo bastante poco probable, teniendo presente mi falta de
agilidad para ser capaz de darme un impulso y saltar sobre el borde de la piscina.
De instante, mientras que aguanto la respiración y trato de no desplazar ni un músculo, me quedo

agarrada al borde en espera de que no advierta mi presencia. Hasta que Héctor aparece tras la
curva dando largas y veloces brazadas, como era de aguardar. Cuando llega a mi altura, a dos
metros de mí, surge y se sacude el exceso de agua del semblante y el pelo. Madre mía… Parecen
imágenes en cámara lenta, donde se pueden estimar sus movimientos muy elegantes mientras que decenas
de pequeñas gotas de agua flotan a su alrededor, tan refulgentes que terminan dando un
pequeño momento de magia.

Enlaces:

PDF

EPUB

Más libros del autor:

A cambio... te quiero a ti - Lina Galan

A cambio… te quiero a ti

Descarga aquí los ebooks originales y apoya a los autores.