Saltar al contenido

Una vida robada

 

 Sinopsis

¿Se atrevería a tener una relación con un hombre que no sabía nada de su pasado… y tenía muchas dudas sobre su porvenir?

Rachel Madison era una mujer apacible que precisaba desesperadamente alguien que cuidara de ella. Su trabajo como diseñadora de interiores era su cobijo y su nuevo usuario, el doctor Mark Thomas,  un hombre sensual y solitario, hacía que desease traspasar la línea de lo que era sencillamente una relación de negocios.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Una llamada a la puerta hizo que Mark descubriera a un hermano y a una familia de la que no sabía nada. Todo su planeta se volvió al revés y solo Rachel podría aclarar tanta confusión…

Ficha técnica

  • Título: Yo no decidí soñarte
    Autores: Eva Cornudella
    Tamaño: 0.85MB
    Nº de páginas: 365
    Idioma: Español

Descargar libro de Gina Wilkins en pdf o bien epub

Nada Silvia, olvídate de nuevo de ello. Ya sabes lo que te ha dicho tu
madre tantas veces; que eso es como hacer trampa en un examen, y a ti, lo de
hacer trampa se te da fatal, te cogen siempre y en todo momento. Operarse solo te serviría si
cambiases de vida, de sitio, de ambiente, de familia. Una imagen nueva en una
vida diferente. Pero pasar por quirófano para salir con unas tallas menos no te
va a servir de nada. Es como sacarse un título sin dar un palo al agua. Ve a
saber si tras todo ello te proseguirías sintiendo mal por otros motivos de más
bastante difícil arreglo. Para eso te quedas como estás y te olvidas de una vez por
todas y cada una. Que ya has tenido veinte y treinta años, y por más que hagas nunca
vencerás al mismo tiempo. Y, sobre todo, lo más esencial de todo, pues estás
persuadida de no serías y una experiencia vital como la tuya no puede

encajar en un cuerpo que no sea el tuyo. Así que conviene que te centres en
otras cosas.
Se mira el pecho y yergue la espalda. Ajusta con disimulo las tiras del
sostén para elevarlo y considera que tal vez sea verdad que sus
obsesiones no son más que estupideces.
Entonces nota unos ojos clavados en su cara. Ve que un hombre la está
mirando. Es un hombre atrayente y bastante más joven que . Silvia levanta
la vista y le sostiene la mirada. El hombre le sonríe y le devuelve la
sonrisa.
Con tanta tontería te estabas deserotizando, Silvia ―piensa―. Y eso no
puede ser. Todavía estás acá. Estás viva.
Se dirige cara la barra y solicita un bocadillo caliente de jamón con queso

brie. Le ha entrado por los ojos y por el olfato solamente entrar en el furgón
cafetería. De paso solicita una Coca Cola, que sea zero o bien light, mas Coca Cola, a
fin de cuentas. Total, si escapa de su vida a lo largo de una semana es para hacer lo
que le dé la gana.
Encuentra un hueco a la vera de un hombre y una mujer que comen lo
mismo que . Van juntos, mas no le da la sensación de que sean pareja. Tampoco
semeja que sean compañeros. Le da la impresión de que se terminan
de conocer. Quizás se han puesto a charlar en ese instante, tal y como si
entablara charla con aquel hombre que le ha sonreído.
La mujer le semeja familiar. Le suena de algo, mas no sabe de qué. Quizás
la ha visto ya antes de subir al tren y se ha quedado con sus facciones.

Piensa en el joven con el que ha cruzado la mirada. No le ha vuelto a mirar,
si bien comprueba por el reflejo de la ventana del tren que no le quita el ojo de
encima. Intenta no regresar a mirarlo para eludir que se le acerque. Una cosa es
no deserotizarse y otra ponerse a charlar con un ignoto sin que le
apetezca lo más mínimo. No es el instante de ligar. No tiene ningunas ganas
de hacerlo.
Deja el móvil sobre la barra del furgón cafetería y coge un periódico.
Mirará la programación de la T.V. para aquella noche. Ha decidido
quedarse en Málaga. Se alojará en un buen hotel. Hay varios alrededor
de la estación de María Zambrano. Seguro que no va a tener inconveniente en
localizar habitación en un día laborable. Cuando llegue se va a dar un baño
caliente y se va a dormir viendo alguna película, la que sea. Mañana ya va a pensar lo
que hará el resto de los días.

Enlaces:

PDF

EPUB

Más  libros del autor:

Descarga aquí los ebooks originales y apoya a los autores.