Saltar al contenido

Vida en el jardín

Genero: Drama

Penelope

 Sinopsis del libro 

¿Fue antes la escritora o el jardín? Penelope Lively se embarca en un fascinante viaje a través de los jardines que han marcado su vida. Desde el gran jardín de la casa Vida en el jardín pdf en la que se crio, en El Cairo, hasta el que tenía su abuela en los inclinados campos de Somerset, pasando por la exuberante floresta de «El paraíso perdido» de Milton y los coloridos laberintos de «Alicia en el País de las Maravillas», así como

los jardines de escritores, como Virginia Woolf, Elizabeth Bowen o Philip Larkin. Literatura, mujer y naturaleza. Un embriagador recorrido que nos lleva de vuelta al hogar primigenio de la humanidad. A medio camino entre autobiografía, reflexión filosófica y cadena de digresiones, esta maravillosa recopilación de jardines eleva a Penelope Lively a la cumbre de la narrativa contemporánea.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.


Ficha técnica del libro

  • Título: Vida en el jardín
    Autores: Penelope Lively
    Tamaño: 1.02MB
    Nº de páginas: 437
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Vida en el jardín en pdf o epub Gratis

El jardín ficticio es solo un aspecto del jardín escrito. También está la
escritura sobre jardines que carece de una función literaria y que tiene como
único propósito debatir, aconsejar o celebrar el jardín: la escritura propia de
los que practican la jardinería. Y el espectro y la variedad son extraordinarios
e incluyen desde textos puramente informativos a ensayos floridos y
pretenciosos. Si hemos de echar un vistazo a un puñado de ellos, quizá sea
interesante empezar retrotrayéndonos un siglo atrás hasta una persona cuyos
escritos son, de hecho, contemporáneos a los de William Robinson y Gertrude
Jekyll, y que, no obstante, no podría ser más distinta a ellos.
Cuando Elizabeth von Arnim publicó Elizabeth y su jardín alemán en
1898, el éxito fue instantáneo; tanto es así que para 1899 el libro iba por la
vigésima primera edición. Este sería el primero de una larga lista de novelas
que publicaría con el tiempo y, aunque Elizabeth y su jardín alemán siempre

se incluyó en el género novelesco, lo cierto es que no es una novela ni mucho
menos. Se trata de un relato de su vida como aristócrata en una propiedad
prusiana en Nassenheide, Pomerania, y, en concreto, de cómo creó allí un
jardín.

Nacida en Sídney, pero criada en Inglaterra, conoció y contrajo
matrimonio con un conde prusiano quince años mayor que ella cuando solo
contaba veintitrés. Tras pasar varios años en Berlín, él se la llevó a vivir a la
propiedad familiar, de la que él se ausentaba con frecuencia por negocios,
dejándola sola con un séquito de sirvientes y trabajadores de la finca. Todo
apunta a que aquellas ausencias no la incomodaban en absoluto y, rodeada
como estaba de un paisaje idílico,

se dispuso a crear un jardín de la nada,
pues el lugar llevaba descuidado muchos años y era una auténtica selva.
A mi parecer, Elizabeth y su jardín alemán es una lectura difícil. Destila
un humor burlón y está escrita en ese estilo pretencioso que quizá resultara
atractivo en 1898, pero que chirría en los oídos del lector del siglo XXI. A su
marido lo apoda, empalagosamente, el Hombre de la Ira, y a sus tres vástagos
el bebé de abril, el bebé de mayo y el bebé de junio. Hay divertidas viñetas de
excéntricos visitantes. Pero, cuando escribe sobre su jardín, sus planes, sus

éxitos y fracasos, la cosa cambia: una ráfaga de afectación aquí y allá, pero lo
que nos traslada principalmente son su entusiasmo y su disfrute. Lo que ve
nada más llegar a la propiedad la embelesa: «Hay tantos cerezos alisos a mi
alrededor, árboles magníficos con ramas que barren la hierba, y en este
momento están tan engalanados con flores blancas y tiernas hojas verdes, que
el jardín parece una ceremonia nupcial. Jamás había visto tantos juntos;
parecen colmar el lugar. Incluso a la otra orilla de un pequeño riachuelo que
delimita el jardín al este, y justo en medio del maizal que allí se extiende, hay
uno inmenso, una imagen elegante y gloriosa recortándose contra el frío azul
del cielo primaveral».
El cerezo aliso al que se refiere es el Prunus padus, natural del norte de
Europa y del norte de Asia, y también llamado cerisuela o, en inglés, Mayday
tree. Las flores crecen en racimos, yo nunca he visto uno; al principio pensé

que Elizabeth se refería a nuestro Prunus avium, el cerezo silvestre que
inspiró los siguientes versos de A. E. Housman: «Ahora el cerezo, el árbol
más hermoso / cuelga sus flores en las ramas».9 El de ella también suena
precioso.
Elizabeth se deleita también con la vegetación silvestre: «… a los pies y
entre los grupos de robles y hayas desnudos había mantos de hepáticas azules,
anemonas blancas, violetas y celidonias. Las celidonias me cautivaron
especialmente, con su nítida y alegre luminosidad, tan bonitas, estilizadas y
recién barnizadas, como si los pintores también hubiesen estado trabajando en

ellas (…). Y luego (…) estaban las lilas: hordas y más hordas de ellas (…),
un fabuloso y continuo bancal de lilas (…) que se extendía hasta donde llegaba
la vista, brillando gloriosas contra un fondo de abetos».
Pero es un jardín lo que ella desea, y Vida en el jardín epub de tamaño considera-ble, dada la
extensión del terreno que tiene a su disposición. Elizabeth planta guisantes de
olor, malvarrosas, azucenas blancas y, sobre todo, se dedica a ordenar y


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!