Saltar al contenido

Xánder: En la noche más oscura, siempre brilla una estrella

 Sinopsis del libro 

El no estaba preparado para encontrarla.
Su mundo era un lugar sórdido, frío y carente de color, hasta que ella apareció y anunció que era su nueva chófer.
Xánder: En la noche más oscura, siempre brilla una estrella pdf montaban corceles ni las princesas conducían limusinas.
El era oscuridad. Ella, luz.

El odiaba la vida. Ella la amaba sin tregua.
Cuando un corazón destruido se da de bruces con la estrella que lo ilumina, solo quedan dos opciones: o apagar la luz o dejarse absorber por ella.
Porque, incluso en la noche más oscura, siempre brilla una estrella.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.


Ficha técnica del libro

  • Título: Xánder: En la noche más oscura, siempre brilla una estrella (SPEED nº 1) (Spanish Edition)
    Autores: Rose Gate
    Tamaño: 1.71MB
    Nº de páginas: 437
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Xánde en pdf o epub Gratis

Crecí sintiéndome el amo del Universo, y cuando José Mari intentó
enderezar mi díscola existencia, me rebelé. ¿Que cuál era mi vida? Pues se
basaba en suspenderlo todo, salidas nocturnas hasta altas horas de la
madrugada, borracheras, colocones, peleas y situaciones varias que me
llevaron a que la comisaria de la Ertzaintza fuera mi segunda casa. Cada
vez que venían a buscarme estaba lleno de moretones y golpes a doquier.
Era imposible recuperarme en el punto en que estaba.
Yo ya había escogido mi camino, y ni él ni nadie me iban a hacer
cambiar.
Tras yacer con aquella desconocida en Castro Urdiales y no encontrar a
mis amigos, decidí buscarme la vida para regresar a Bilbao.
Caminé hasta las afueras del pueblo, haciendo dedo para ver si algún
coche paraba, tras diez largos minutos de caminata, que se me hicieron
eternos por el estado en el que me encontraba. Uno se detuvo, era un
hombre, debía rondar los treinta y pico.
—¿Dónde vas? —me preguntó.

—A Bilbo[2] —respondí sorbiendo por la nariz el último resto de la raya
que me había metido. En aquella época casi ninguno teníamos móvil, así que
contactar con alguien era muy difícil.
—Si quieres te llevo, paso cerca de allí. —Asentí subiéndome con él,
esperando que la droga que acababa de meterme me activara y despejara mi
mente.
Condujo un buen tramo con la radio puesta, tenía sintonizada una
cadena de música rock en euskera.
—¿Te gusta? —Me encogí.
—Mientras te guste a ti, el coche es tuyo. —Él sonrió.
—¿Cómo te llamas?
—Xánder —contesté parco. Me importaba muy poco aquel tío, solo
quería llegar a casa y meterme en la cama, estaba hecho polvo.
—Eres poco hablador ¿eh?, no importa. Así que Xánder de Bilbao. ¿Eres

de allí?, tus rasgos no parecen vascos.
—Porque no lo soy, soy griego, aunque vivo aquí. —Algo brilló en el
fondo de su mirada oscura.
—Griego, me gusta mucho el griego y ¿a ti? —Supongo que si hubiera
tenido más edad habría comprendido el doble fondo de la pregunta.
—Sí claro, cómo no me va a gustar —respondí como si con eso zanjara
el incesante parloteo de aquel tío que me hacía martillear la cabeza.
—Ya… genial, creo que nos entenderemos muy bien entonces. ¿Sabes que
tienes unos ojos muy bonitos y eres muy guapo?
—Siempre me lo dicen —le resté importancia al comentario. Miré por la
ventana. Habíamos entrado por una secundaria, desviándonos algo del
camino.
—¿Te importa si paro un momento? tengo ganas de mear.
—Claro. —Paró el coche y apagó las luces.
—¿Vienes? —La verdad es que yo también me hacía pis. Me había
bebido medio Castro Urdiales.
—Sí. —Nos metimos entre el follaje para aliviar la vejiga. No me fijé en

cómo me miraba la polla, estaba demasiado concentrado en apuntar y no
mearme en los pantalones. Estábamos terminando cuando me soltó:
—La tienes muy grande para tu edad. —Alguna vez me la había medido
con mis amigos y siempre salía ganando, así que tampoco me extrañó que
alabara el tamaño de mi miembro. Al contrario, me llenó de orgullo.
—Lo sé.
—¿Te la han mamado alguna vez?
—Esta misma noche —respondí arqueando una ceja sacudiéndomela.
—¿Y tú? —Estaba dándole la última sacudida para metérmela en el
calzoncillo cuando sentí su mano agarrándomela—. ¿Has chupado alguna
vez una como la mía? —Debo admitir que me costó reaccionar, nunca me
había pasado algo así. Aquel cabrón me la estaba meneando a la vez que se
tocaba la suya, mostrándomela.
—Aparta. —Le di un empujón con todas mis fuerzas— ¡¿Pero qué coño
te crees que haces, maricón de mierda?! —Le grité. Parecía desconcertado.
—En el coche me dijiste que te gustaba  Xánder: En la noche más oscura, siempre brilla una estrella epub el griego, solo pretendía que nos
diéramos un poco de placer mutuamente. Además, te estoy llevando, de
algún modo tendrás que pagarme el trayecto. Ven aquí, guapo, y chúpamela

un rato, verás cómo te gusta. Tienes boca de chupapollas, ¿no te lo han


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Libros Relacionados


Más  libros del mismo autor

El karma del highlander pdf

El karma del highlander – Rose Gate

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!